El Gobierno y la Fiscalía toman nuevas medidas para frenar a los independentistas catalanes

La Fiscalía ha ordenado a la Guardia Civil, Policía y Mossos que abra atestados contra autoridades o funcionarios que incumplan la suspensión del referéndum.

Nacho Arribas 8 de septiembre de 2017

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha anunciado que el Consejo de Ministros ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley de transitoriedad y fundacional de la república, aprobada de madrugada por el Parlamento de Cataluña. 

Así mismo ha reiterado el mismo mensaje lanzado por Mariano Rajoy en las últimas horas: "No habrá referéndum porque nadie puede privar a los españoles del derecho a decidir su futuro. Haremos lo que sea necesario. La Constitución no permite votaciones como la del 1-O", aseguraba Méndez de Vigo. 

El portavoz del Ejecutivo ha calificado de "actitud radical" lo que se ha visto estos días en Cataluña y ha insistido en que "la mayoría independentista conculcó la ley y, si se conculca la ley, no hay democracia". Iñigo Méndez de Vigo ha acusado al Ejecutivo catalán de eliminar el pluralismo. 

Entre tanto, la Fiscalía ha ordenado a los responsables de la Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d'Esquadra abrir un atestado e intervenir cualquier objeto de delito "ante cualquier actuación de autoridades, funcionarios públicos o de particulares en connivencia con los anteriores, dirigida a la organización del referéndum".

La Fiscalía Superior de Cataluña ha presentado la querella contra Carles Puigdemont y los miembros de su Gobierno por la convocatoria del referéndum del 1 de octubre. Acusa al presidente de la Generalitat y a sus consejeros de prevaricación y desobediencia por no haber hecho caso a la prohibición del Tribunal Constitucional de no permitir actos propios del independentismo. 

La Fiscalía de Tarragona investiga a una imprenta de Constantí, a raíz de un atestado de la Guardia Civil, por si esta empresa estuviera produciendo material para el referéndum.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no cederá los espacios del Ayuntamiento para el referéndum independentista del próximo 1 de octubre. Colau ha enviado una carta a la Generalitat para que informe al Ayuntamiento sobre las actuaciones que tienen previstas para garantizar la participación sin poner en riesgo a la institución y los funcionarios.