Tensión en el Parlament por la modificación del orden del día que incluye la votación de la ley del referéndum

El Pleno del Parlamento de Cataluña se encuentra en un receso, por la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces. Los letrados de la cámara advierten de la posible incursión de un delito si se aprueban las leyes del Referéndum y de Transitoriedad..

Eva Villanueva 6 de septiembre de 2017

Los independentistas catalanes avanzan en su desafío secesionista. Con los 5 votos a favor de Junts pel Sí, y Catalunya Sí Que es Pot, y los dos en contra de Ciudadanos y el PSC la mesa del Parlament ha aprobado la tramitación de la proposición de Ley del Referéndum que esta mañana han presentado Junts pel Si y la CUP. 

Tras este primer paso, el pleno de la Cámara ha arrancado con la petición de Marta Rovira, de Junts pel Si, para solicitar el cambio del orden del día e introducir el debate y la aprobación del texto legal que abrirá paso a la consulta ilegal del 1 de octubre, y con sólo dos horas de margen para que los grupos presenten enmiendas.

 La propuesta se ha encontrado con el rechazo de los partidos que denuncian que el reglamento no se ha cumplido, y que no se puede someter a debate una ley que no ha estado a disposición del resto de grupos, el tiempo necesario. 

Carlos Carrizosa, de Ciudadanos, ha acusado a la presidenta del Parlament, de pisotear los derechos de los diputados y ha puesto el acento en que "Todo lo que estamos haciendo hoy aquí, con esta vulneración de reglamentos, está convirtiendo el Parlament en el TNC. La han convertido en un mero teatro". 

Por su parte, Joan Coscubiera de ICV- EUia, en un intento de proteger la consulta del 1 de octubre ha proclamado "Si de verdad queréis un Referéndum no hagáis hoy esta cacicada" y ha ido más allá al denunciar que "Están situando las instituciones catalanas en un estado de excepción. Es una desobediencia a toda la legalidad catalana. Los derechos de los diputados no pueden ser derogados. Esto no es democracia. ¿No veis que os estáis cargando el referéndum?".

Ferrán Pedret, del PSC, ha recordado en su intervención que "una ley, para ser legal, debe seguir unos procedimientos establecidos por la Constitución".

Muy pendiente de sus señorías, el Letrado mayor y el Secretario General del Parlament, Antoni Bayona, y Xavier Muro, han mostrado su desacuerdo con la modificación del orden del día y han elaborado un informe de 3 páginas en el que advierten de que la tramitación de las reyes de ruptura chocan con las advertencias del Constitucional.

Mientras, y a la espera de que la consulta ilegal sea torpedeada por el Gobierno central y el Tribunal Constitucional, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha presentado una recusación contra los 12 miembros del alto Tribunal "por falta de imparcialidad" para ganar tiempo. No en vano, se trata de un movimiento con el que sentencia el orden del día del alto Tribunal que se reúne hoy en sesión ordinaria, y se verá obligado a abordar esta cuestión frente a cualquier otra, hasta analizar el recurso de la Cámara catalana.