Semana decisiva para la convocatoria del referéndum ilegal del 1 de octubre de Cataluña

El Parlament podría aprobar el próximo miércoles la ley de ruptura, en lo que supone, un paso necesario para que el Govern convoque el referéndum ilegal promovido por los independentistas. El Ejecutivo central ha advertido de que actuará de inmediato.

Eva Villanueva 4 de septiembre de 2017

El pulso secesionista encara una semana decisiva, ya que los independentistas tienen que dar luz ver a las leyes del Referéndum y de Transitoriedad Jurídica para oficializar la convocatoria del primero de octubre, y con toda probabilidad, Junts pel Sí y la CUP lo llevarán al Pleno para su aprobación este miércoles. El Tribunal Constitucional, por su parte, tiene previsto reanudar su actividad ese mismo día, con un pleno de carácter ordinario, en el que, en principio, no se contempla tratar el asunto catalán.


El Conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha asegurado en RNE, que "no es un secreto que esta semana habrá novedades" y ha subrayado que el ejecutivo catalán al completo, firmará el decreto de la convocatoria, y "será un honor". Eso sí, ha reconocido que pese a la consulta estar a la "vuelta de la esquina" no sabe "dónde están las urnas". 


Y en este pulso secesionista, son muchas más las voces que se han pronunciado en las últimas horas. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido, en una entrevista a la SER, que el presidente, Mariano Rajoy no judicialice el referéndum previsto para el 1 de octubre y le ha invitado a hacer propuestas constructivas para superar "la crisis de Estado que tiene desde hace años en Cataluña". Colau ha subrayado además que cederá espacios municipales para que se instalen las urnas de la consulta. 


Por su parte, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido a los independentistas, también en los micrófonos de la SER, que "si quieren un referéndum pueden plantear una reforma de la Constitución". 


Mientras, y según un sondeo realizado por Sociométrica, para el diario digital El Español, un 55% de los catalanes apoyo el referéndum independentista.