La Generalitat admite que recibió en mayo el aviso de un posible atentado en La Rambla

Aseguran que la amenaza, cuya fuente original se han rechazado revelar, no vino de la CIA ni del Centro Nacional Antiterrorista de los Estados Unidos

Nacho Arribas 31 de agosto de 2017

Los Mossos d'Esquadra han admitido en rueda de prensa que meses antes de los atentados de este verano en Cataluña recibieron documentación "de diversas fuentes" que apuntaban a la posibilidad de que se cometiera un atentado terrorista en esa comunidad autónoma. 

No obstante, el conseller d'Interior, Joaquim Forn, y el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, han asegurado que se consideraron de "baja credibilidad". Reconocen que el 25 de mayo recibieron una "alerta", tal y como avanza hoy El Periódico de Cataluña, aunque han rechazado que la advertencia procediera de la CIA o del Centro Nacional Antiterrorista de los Estados Unidos.

"Se recibió la alerta, como se han recibido de partidos de fútbol, de conciertos, de centros de culto, de decenas de lugares. Estas informaciones se contrastan hasta llegar a una conclusión", ha dicho.

Según los Mossos, tras analizar la amenaza se concluyó que "carecía de credibilidad". 

Trapero ha asegurado que El Periódico de Cataluña está en "una campaña de desprestigio del trabajo de la policía autonómica durante el atentado".

Este diario publicaba esta mañana la carta del espionaje estadounidense a la policía catalana, en la que la CIA contactaba con la policía catalana, para transmitirles esa información confidencial sobre el riesgo de un atentado islamista. Una información que recibían al mismo tiempo las fuerzas de seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil); el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

El conseller d´Interior ha reconocido que "el documento publicado es un montaje".