Se cumplen 20 años sin Lady Di

El 31 de agosto de 1997, la llamada Princesa del Pueblo, perdía la vida tras sufrir un accidente de tráfico en el Puente del Alma de París, junto a su pareja, el egipcio Dodi-Al Fayed. Las teorías de que su muerte fue fruto de una conspiración, no se han logrado acallar, pese a las investigaciones realizadas.

Eva Villanueva 31 de agosto de 2017

Diana Spencer se convertía en la primera Princesa de Gales en 70 años, el 29 de julio de 1981, al contraer matrimonio con el Príncipe Carlos de Inglaterra. Todo parecía un cuento de hadas, mientras el mundo entero asistía a la transformación de aquella joven tímida, en un icono del siglo XX, referente para el mundo de la moda, y el miembro más querido de la Familia Real para la sociedad británica. Sin embargo, no tuvo un final feliz.


No habían pasado ni 5 años de la boda, cuando se filtraron las desavenencias del matrimonio Real. El enfriamiento se hacía cada día más evidente, y tras confirmarse la infidelidad del Príncipe hacia Diana, y su amor por Camila Parker, en diciembre de 1992 se anunció la separación oficial de la pareja. Desde ese momento Lady Di, emprendió una vida lejos de Palacio, su vida sentimental empezó a copar portadas, y en agosto de 1996 llegó el divorcio. Y con cada paso que daba, se alimentaba un mayor cariño del pueblo hacia ella, mientras caía el sentimiento hacia la familia Real.


Sin embargo, su historia se truncó el 31 de agosto de 1997, cuando Lady Di falleció junto a su pareja Dodi Al Fayed, en París, tras un accidente de tráfico, a 150 kilómetros por hora, mientras los paparazzi trataban de lograr una buena instantánea. Ante el trágico siniestro, a nadie sorprendieron los ríos de tinta que circulaban en torno a su muerte.


La teoría de la conspiración fue alimentada por el empresario egipcio Mohamed Al Fayed, padre de Dodi Al-fayed, que acusaba a Buckingham de no poder consentir que Lady Di estuviera embarazada de su hijo. También se apuntaba a la posible responsabilidad de la Casa Real Británica, por la actitud de Diana tras divorciarse, que reveló todos los "trapos sucios" en diferentes entrevistas a los medios. 

 
Sin embargo, las investigaciones llevadas a cabo en Reino Unido y Francia, practicadas a lo largo de una década han alejado las teorías de una "mano negra", y explican la muerte en razón al exceso de velocidad, el hecho de que no llevaba cinturón de seguridad y la negligencia del conductor, que había bebido. 

 
Pese a las conclusiones, la muerte de la Princesa sigue despertando interés y todo apunta a que seguirán escribiéndose líneas sobre su historia. Sin ir más lejos, este mismo verano, se ha publicado un libro "Quién mató a Lady Di", de 3 periodistas franceses, que denuncia la presencia de un auto blanco, un FIAT Uno, que fue visto por los testigos en el momento del accidente, pero que nunca fue identificado. 


Con su muerte, hace ahora 20 años, Diana ponía fin a su vida y era elevada al Olimpo de los mitos.