Gritos de "¡Libertad!" en la que podría ser la última corrida de toros en Palma

Palma de Mallorca vivió ayer, 3 de julio, la que podría ser la última corrida de toros. Los taurinos que acudieron al evento se unieron al grito de "¡libertad!" que hizo vibrar la plaza de toros ante la inminente entrada en vigor de la ley de toros "a la balear".

Qué.es 4 de agosto de 2017

Ante la posibilidad de que la plaza de Palma no vuelva a acoger ninguna corrida de toros, los taurinos que acudieron anoche al Coliseo Balear, hicieron vibrar la plaza al grito de "¡Libertad, libertad, libertad!".

Tal y como informábamos ayer, la ley aprobada el pasado mes de julio por el Parlamento autonómico en contra de las corridas de toros, fijan numerosas restricciones para la celebración del festejo.

Entre las prohibiciones está la de no matar al toro, así como la de no utilizar banderillas, espadas o estoques que puedan herir al animal. Estas medidas son las causantes de que el Coliseo Balear no vuelva a acoger nunca más un festejo taurino, por lo menos en el sentido habitual del término.

En la corrida de ayer, el cartel estaba protagonizado por Francisco Rivera, Cayetano y Talavante. Según informa ABC, la noche se dio bien para los tres toreros, aunque los toros de Núñez de Tarifa no dieron el juego deseado.

Paquirri suscitó el entusiasmo del público cuando se puso de rodillas en un desplante. Cayetano, brindo su lidia a la infanta Doña Elena y Talvante salió por la puerta grande tras su faena.

El silencio en la plaza no era completo. En el Coliseo Balear, se oían los gritos de fondo de un centenar de manifestantes antitaurinos, frente al de miles de aficionados que ejercían su derecho a asistir a una corrida de toros, un espectáculo legal.