6 cosas que tu aerolínea no quiere que sepas este verano

Las indemnizaciones por retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque oscilan entre 250 y 600 euros según la distancia del vuelo. Vienen establecidas por el Reglamento europeo 261/2004

Qué.es 28 de julio de 2017

Lo que no quieren que sepas...

1. Retrasos en los vuelos

Ante un retraso, los pasajeros tienen derecho a información desde el primer momento, derecho
de asistencia y manutención a partir de las 2 horas de demora y compensaciones económicas si el
vuelo se retrasa más de 3 horas (180 minutos). En cuanto a estas indemnizaciones, se cuantifican
en los siguientes importes: 250 euros para vuelos de corta distancia (vuelos inferiores a 1.500
km); 400 euros para media (vuelos entre 1.500 y 3.500 km); y 600 euros para todos los vuelos de
larga distancia (superiores a 3.500 km).

2. Cancelación del vuelo

La compañía aérea debe ofrecer comida y bebida suficientes en función del tiempo de espera, así
como llamadas telefónicas. Además, si la salida del transporte alternativo se produjera al día
siguiente o días más tarde, también debe procurar alojamiento en un hotel y transporte entre el
alojamiento (sea o no un hotel) y el aeropuerto. Todo esto es independiente de la indemnización
económica, de entre 250 y 600 euros según la distancia del vuelo (mismo supuesto que en el caso
de retrasos superiores a 3h) a la que está obligada la aerolínea.

3. Extravío o deterioro de equipaje

Se pueden exigir hasta 1.400 euros por daños, retrasos o incidentes con las maletas, pero es
necesario tramitar el denominado Parte de Irregularidad de Equipaje (P.I.R.) en el mostrador de
la compañía aérea. Este trámite es muy importante efectuarlo porque de lo contrario se presume
que el equipaje ha sido entregado correctamente y en buen estado y no cabría reclamación
contra la aerolínea. El plazo para tramitar el P.I.R. es de 7 días en caso de daños en el equipaje, o
de 21 días si se retrasa o desaparece. Pero es recomendable hacerlo tras aterrizar y antes de
abandonar el aeropuerto.

Además, si el viajero va a llevar objetos costosos en la maleta, es conveniente hacer una
declaración de valor al facturar, para poder solicitarlo en caso de sufrir algún incidente. De lo
contrario, es muy difícil demostrar lo que falta o está deteriorado.

4. Denegaciones de embarque: overbooking

Las denegaciones de embarque de este tipo también contemplan las compensaciones económicas
vistas en los apartados anteriores de retrasos y cancelaciones (de entre 250 y 600 euros). El
overbooking es una práctica comercial legal, que está permitida en la Unión Europea, pero los
viajeros que se vean afectados también tienen una serie de derechos que pueden hacer valer
frente a las compañías aéreas.

5. Volar con el billete de vuelta si no se utiliza la ida es posible

Es la famosa cláusula No Show, por la que si alguno de los trayectos comprados no se usa,
automáticamente se cancelan los trayectos restantes comprendidos en el mismo billete.
Tras numerosas denuncias de consumidores, el Tribunal Supremo la ha declarado ilegal
prohibiendo su aplicación en España.

6. Vuelos chárter o viajes combinados

El Reglamento 261 no sólo protege a los pasajeros que vuelen en compañías regulares sino que
este también se extiende a otro tipo de pasajeros como son los que viajan en vuelos chárter o
bien hayan contratado un viaje combinado en el que haya que realizar vuelos.

-Vuelo chárter: vuelo contratado por un touroperador para transportar a sus clientes a un
determinado punto. El operador suele ser una aerolínea especializada en alquilar este tipo de
vuelos aunque a veces las compañías que hacen vuelos regulares ofrecen servicios chárter a
tourperadores.

-Viaje combinado: cuando, aparte de un vuelo, se contrata otro servicio turístico (un hotel, coche
de alquiler, entradas a un evento, etc). En viajes combinados el vuelo puede a su vez ser chárter
para ese viaje o bien un vuelo regular.

Ante incidentes, los pasajeros de estos vuelos tienen los mismos derechos que el Reglamento
261: (compensación de entre 250 y 600 euros, asistencia y transporte alternativo o reembolso).

No obstante, hay que tener en cuenta que si el touroperador cancela el viaje no se puede
reclamar los derechos mencionados, sino lo que reconozca la legislación de viajes combinados.


Recomendaciones que nunca sobran en la maleta:


1. Llevar la tarjeta de embarque impresa o en el dispositivo móvil

Algunas aerolíneas cobran un suplemento por tener que imprimir la tarjeta de embarque en el
aeropuerto. Por eso, reclamador.es aconseja llevarla siempre encima, impresa o en el
dispositivo móvil. Hay que tener en cuenta que cada aerolínea da un plazo diferente para obtener
la tarjeta de embarque, por lo que hay que consultar la web de la compañía con la que se viaja.

2. Ir con tiempo al aeropuerto

Recomendamos acudir con suficiente tiempo al aeropuerto, fundamentalmente si el avión
sale a primera hora de la mañana, y con especial hincapié en Barcelona El Prat, donde el
aeropuerto está colapsado y los controles de seguridad llenos. Se recomienda llegar con un
margen de 3 o 4 horas para no perder el vuelo.

3. Ponerse en manos de profesionales

Aconsejamos que si la aerolínea incumple los derechos de los pasajeros insistan y se
pongan en manos de profesionales. Asimismo, hay que evaluar periódicamente el estado de la
reclamación y prestar atención a los plazos. No hay que desistir. Muchos consumidores
desconocen que se dispone de hasta 5 años para reclamar.