Brutal agresión a Fernando Barredo, líder de Imagina Podemos en Castilla-La Mancha

Mientras estaba en compañía de una amiga, Barredo fue agredido de manera brutal. Según el parte médico el político sufre fractura del hueso preorbital, fractura del tabique nasal, fisura en una vértebra, múltiples contusiones y magulladuras.

Que.es 24 de julio de 2017

Fernando Barredo, miembro de Podemos en Castilla - La Mancha, sufrió este sábado una brutal paliza cuando se encontraba en su domicilio

Mientras estaba en compañía de una amiga y compañera de partido, Heidi Hedvig, a la que Barredo protegía en su casa después de que la noche anterior Heidi fuera atacada en su domicilio, un hombre que se identificó como un repartidor llamó a la puerta.

Cuando Barredo abrió, el hombre entró de manera violenta y le propinó una fuerte paliza.

"Si mediar palabra comenzó a darle una paliza. Primero con puñetazos en la cara. Luego, cuando cayó al suelo, a patadas. Menos mal que salió una mujer en su ayuda, sino estaríamos ahora en el tanatorio", ha declarado su abogado, Pedro José Martínez.

La agresión, como se puede apreciar en las imágenes, fue brutal,  así lo confirma el parte médico: fractura del hueso preorbital, fractura del tabique nasal, fisura en una vértebra, múltiples contusiones y magulladuras.

"Evidentemente fue un sicario. No sé si profesional o amateur, pero estamos seguros que ha sido una paliza por encargo.". Continúa el letrado.

"La duda que tenemos es si el que se lo encargó al sicario le dijo 'dale una paliza' o 'remátalo'. Porque su objetivo era golpearle aún más tiempo", incide Martínez.

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha no descarta que la agresión estuviera motivada por la ayuda a su compañera, tras el traumático divorcio vivido por ésta.

Heidi ayudó a Barredo mientras este era vapuleado y probablemente le salvó la vida.

La mujer protegió a su compañero golpeando al agresor con una maza en la espalda, que huyó corriendo del lugar de los hechos.

Martínez admite que el divorcio de Heidi está siendo conflictivo, pero evita hacer cualquier vinculación con la agresión al político.