Así es la batalla campal de los antisistema frente al G20

La policía de Hamburgo reclama refuerzos, después de una noche de disturbios y destrucción. El balance arroja 40 detenciones y 111 agentes heridos, tras las primeras protestas de la izquierda radical contra el G20. En la cabecera de la marcha se podía leer "Wellcome to the hell" -Bienvenidos al infierno-.

Qué.es 7 de julio de 2017

Barricadas, encapuchados, agresiones, rotura de mobiliario urbano, fuego, o la quema de coches son algunas de las instantáneas que resumen los disturbios que han servido de antesala para recibir a los líderes de los 20 países más industrializados del mundo que se reúnen hoy y mañana en la ciudad alemana. 

 
La policía comenzaba a actuar disparando cañones de agua, poco después de que se iniciara la marcha de este jueves, en la que se daban cita unos 12.000 manifestantes, y entre ellos, 2.000 violentos. Hoy, los agentes han vuelto a echar mano de esos mismos cañones cuando los activistas han intentado impedir el acceso al recinto de la cumbre.
La ciudad de Hamburgo se encuentra blindada, con más de 19.000 agentes integrados en el dispositivo para proteger la cumbre, de cualquier tipo de ataque. Los servicios de seguridad alemanes habían estimado que hasta 8.000 manifestantes violentos podrían desplazarse a la ciudad.

En cuanto a la cumbre...
Los líderes del G20 se reúnen durante dos días para hablar de economía y cambio climático, entre otros asuntos, con pocas expectativas de alcanzar compromisos. Entre los asistentes se encuentra la anfitriona y canciller, Angela Merkel; así como el estadounidense Donald Trump y el ruso Vladímir Putin. Estos últimos se han convertido, sin duda, en las grandes estrellas de la cita, ya que es la primera vez que se encuentran, y justo un día después de que el jefe de la Casa Blanca haya insinuado que el Kremlin sí interfirió en la campaña electoral del EEUU.