Jimena, la española retenida en Turquía, planea casarse con su novia egipcia

María Jimena Rico y su pareja, Shaza Ismail, las jóvenes retenidas en Turquía, han explicado en rueda de prensa el horror vivido durante todos esos días. 

Que.es 2 de mayo de 2017

María Jimena Rico, la joven hispano-argentina retenida en Turquía durante unos días junto a su pareja, una egipcia llamada Shaza Ismail, ha concedido una rueda de prensa en Torrox (Málaga). 

Jimena ha explicado el horror que vivieron ambas durante toda la huida desde Dubái, al ser denunciadas por el padre de Shaza por su condición homosexual, hasta ser retenidas en Turquía. Jimena ha negado que entraran a Turquía sin documentación y asegura que tienen pruebas para desmentir todo lo que ha dicho el padre de Shaza. Reconoce, también, que llegó a pensar "que no salía de allí". 

"El padre de Shaza rompió el pasaporte en Georgia, pero ella tenía dos pasaportes: uno que estaba caducado, donde llevaba la visa, y otro que estaba en vigor. El que él rompió fue el pasaporte que estaba caducado que tenía la visa. El mío lo robó, pero la policía los recuperó y nos lo devolvió. Yo entré a Turquía legal, con mi visa de entrada y con mi sello en el pasaporte, tanto Shaza como yo", relata la joven.

Jimena ha explicado que las autoridades turcas las detuvieron por terrorismo y las separaron en una cárcel de mujeres. Una vez allí, le dijeron a Shaza que a Jimena se la habían llevado a España. La joven egipcia, que no habla español, ha explicado en inglés que "no les creyó porque sabía que Jimena no se iba a ir sin ella". Ademas, cuenta que las autoridades intentaron impedirle la asistencia a la Embajada española. 

"Fue bastante raro porque a pesar de la situación que estábamos viviendo, no nos encontrábamos tan mal a nivel emocional porque estábamos juntas (...) Yo lo que tuve claro desde el momento número uno en que yo salí del aeropuerto de Londres es que pasara lo que pasara no me volvía sin ella", confiesa. 

María Jimena Rico viajó junto a su novia a Dubái para visitar a la madre de esta porque le dijeron que se encontraba enferma. Sin embargo, esa enfermedad resultó ser una mentira planeada por el padre para retener a su hija en ese país, en el que reside la familia, donde la homosexualidad está castigada con pena de muerte. 

La joven de Torrox ha explicado que hasta que no regularicen la situación en España de Shaza, quien ahora cuenta con un permiso temporal, no pueden dar muchos detalles de lo vivido en Turquía. Asegura que su retención "no fue sólo una discriminación de homosexualidad, sino que fue todo mucho más complejo". También ha explicado que tienen planes de boda y que se casarán lo antes posible.