La azafata que sobrevivió al accidente del Chapecoense: "El avión se apagó por completo"

Una de las seis supervivientes ha hecho las primeras declaraciones como testigo directo del accidente del vuelo en el que se encontraban los jugadores del Chapecoense.

que.es 30 de noviembre de 2016

La azafata superviviente de al accidente del vuelo en el que viajaba el equipo de fútbol Chapecoense ha hecho sus primeras declaraciones tras el siniestro. Ximena Suárez ha dicho que el avión "se apagó por completo" y que acto seguido "tuvo un fuerte descenso seguido de un gran golpe".

"El avión si es limitado para esa ruta. Yo volaba un RJ100, muy parecido, para SAM en los años noventa. No se trata en todo caso de una nave anticuada, cuenta con todos los sistemas. Pero las siglas RJ representan Regional Jet, es decir que es para rutas cortas, generalmente locales, de dos horas. La operación del avión fue estirada hasta su límite y de una forma indebida", ha explicado Ximena.

Según sus declaraciones, la aeronave no estaba preparada para hacer ese recorrido y ha confirmado que se llevó hasta el límite el rendimiento del avión. Este tipo de aviones se utilizan para rutas cortas, de una duración de unas dos horas. Tenía una autonomía de 2.965 kilómetros y tenía que recorrer una distancia de 2.960 kilómetros.

Los equipos de rescate la encontraron consciente junto con el resto de supervivientes, uno de ellos murió en el traslado hasta el hospital.

Aunque aún no se conocen las causas del accidente, las autoridades de Colombia han informado que el avión comunicó a la torre de control antes de producirse el impacto que había sufrido un fallo eléctrico.