Susana Díaz y Miquel Iceta se reúnen para unir fuerzas

El líder del PSC, Miquel Iceta, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se han reunido este jueves para tratar de cerrar heridas y recomponer los equilibrios internos tras la marcha del anterior secretario general.

Qué.es 25 de noviembre de 2016

El encuentro entre Miquel Iceta y Susana Díaz ha concluido con la promesa de Iceta de mantener neutralidad en la batalla por el liderazgo del PSOE. Susana Díaz también ha prometido apoyar una "reforma constitucional urgente" para encajar a Cataluña en España.

Según la presidenta de la Junta de Andalucía la reunión fue "franca, sincera y cordial". Tras casi tres horas reunidos los dirigentes socialistas se dirigieron a los periodistas y resumieron su encuentro como una reunión para tender puentes.

La conversación que tuvieron giró en torno al reto separatista que tienen planteado en Cataluña. Algo que según Iceta, si no se hace frente puede llevar "al fracaso y la frustración o al desastre". Para el líder del PSC el PSOE necesita que "recupere su vigor" para reconducir la situación en Cataluña.

La reunión se llevó a cabo para limar las diferencias surgidas en el PSOE cuando el PSC no siguió el mandato del Comité Federal sobre la investidura de Mariano Rajoy. Iceta ha reconocido que "Susana Díaz me ha reprochado que el PSC participara en la votación del Comité Federal para luego tomar su propia decisión".

El encuentro tuvo lugar en la sede del PSOE andaluz en la calle San Vicente de Sevilla. La reunión entre Iceta y Díaz ha cobrado tanta relevancia debido a la intención de Susana de relanzar su imagen a nivel nacional para presentarse como candidata a la secretaría general del partido. Algo que ya abala la Comisión Gestora.

La intención de Iceta de celebrar esta reunión es rebajar la tensión debido al riesgo que existe de que los socialistas catalanes se queden fuera de los órganos de dirección del PSOE, como se les advirtió tras no acatar las órdenes del Comité Federal. 

En cambio para Díaz el encuentro supone la oportunidad para acercar posturas con el PSC, fundamental en la carrera por el liderazgo. Iceta le garantizó la neutralidad y le dijo que "será la voz de los militantes la que se tenga que oír".