El tren siniestrado en O Porriño iba a 118 km/h en un tramo limitado a 30 km/h

La caja negra del tren que descarriló el pasado viernes en las inmediaciones de O Porriño (Pontevedra) ha confirmado que el accidente se debió a un exceso de velocidad. 

Que.es 13 de septiembre de 2016

La caja negra del tren que descarriló el pasado viernes cerca de la estación de O Porriño (Pontevedra) ha desvelado que el accidente se produjo debido al exceso de velocidad, según ha confirmado el perito judicial designado por la Xunta de Galicia, Juan Carlos Carballeira.

Sí que es cierto que estos trenes circulan de forma habitual a una velocidad de 100 kilómetros por hora, pero debido a unos trabajos de mantenimiento que se estaban realizando en la vía principal, el convoy fue obligado a desviarse a una vía secundaria, donde debería haber reducido la velocidad hasta los 30 km/h. En el momento del accidente, el tren circulaba a 118 km/h.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia indicaron que el maquinista, de nacionalidad portuguesa y que falleció en el accidente, "recibió y cursó recibo de haber recibido (pulsando un botón) dos avisos L1, que significan necesidad de moderar la velocidad".

El tren Celta, que cubría el recorrido Vigo-Oporto, descarriló en las inmediaciones de la estación de O Porriño en un tramo recto. Fallecieron al instante el maquinista, de nacionalidad portuguesa, el interventor y un maquinista en prácticas, ambos gallegos, y un turista estadounidense. Además, resultaron heridos 27 españoles, 8 estadounidenses, 3 portugueses, 3 alemanes, 2 brasileños, 2 uruguayos, 2 argentinos, 1 chileno y 1 filipino.