La ausencia de Khedira es un problema para Ancelotti, pero Alemania tiembla

Los aficionados del Real Madrid, mayoritariamente críticos con Sami Khedira, no comprenderán al seleccionador alemán Joachim Löw, pero el caso es que para éste, el merengue siempre fue el recambio natural de Michael Ballack. Por el espacio que ocupa tanto en ataque como en defensa y por el despliegue físico en el centro del campo. Tanto es así, que hay quien sostiene que la lesión del jugador teutón la sentirá mucho más Alemania que el club de Chamartín

Qué.es 19 de noviembre de 2013

Es verdad que tampoco en Alemania se confiaba en la fórmula de Joachim Löw. Pocos veían a Sami realizando el juego que hasta ese momento ejerció Ballack, pero el caso es que casi inmediatamente, aquel jugador joven entonces en el Stuttgart, brilló.

Junto a Phillipp Lahm, Manuel Neuer y Mesut Özil, Khedira es uno más dentro del grupo de futbolistas talentosos que renovaron el grupo alemán, pero en el caso del medio ahora lesionado, su asunción del papel de Ballack perfeccionó el juego teutón en la Eurocopa 2012, cuando, además,  Bastian Schweinsteiger fue blanco de críticas por primera vez. Desde entonces, Khedira  ha sido su compañero habitual en el mediocentro defensivo, el motor del equipo de Löw.

Ahora, con el futbolista en el dique seco, el ligamento cruzado de la rodilla derecha hecho fosfatina y camino de Augsburgo para tratarse, hay que acordarse de las palaras de su seleccionador cuando dijo que: "Es lo peor que hemos sufrido desde que me hice cargo en 2004". Eso incluiría lesiones de jugadores como el propio Ballack, el portero Rene Adler o Schweinsteiger. O sea, mucho decir. Y es que puede que la ausencia de Khedira tenga peor solución. A pesar de las críticas que Joachim Löw ha tenido que soportar la vista de las deficiencias defensivas de su equipo.

¿Por qué? Toni Kroos apenas ha jugado en posiciones defensivas en el Bayern y es ahora, con Pep Guardiola, cuando el futbolista está disfrutando de más minutos ahí. Ilkay Gündogan es otra opción, pero en este caso, se ha perdido la mayor parte de esta temporada hasta el momento por una lesión. Podría haber una solución, como emedios defensivos con Sven y Lars Bender, quienes juegan en esa posición en sus respectivos clubes, pero Löw no parece tener mucha confianza en ambos

Sí, sí, puede que en el Bernebéu tengan que frotarse los ojos...