Amaya Arzuaga o Victorio y Lucchino, a precio de saldo

La undécima edición del Rastrillo benéfico se celebrará hasta el 28 de noviembre en la madrileña estación de metro de Francos Rodríguez.

Europa Press 23 de noviembre de 2009

Amaya Arzuaga o Victorio y Lucchino, a precio de saldo
diseños de victorio &llucchino
Además de las creaciones de Sardá, Amaya Arzuaga, Victorio y Lucchino y Sara Navarro en el rastrillo los visitantes también podrán adquirir juguetes o electrodomésticos.

Según informó hoy Metro de Madrid, los fondos que se recauden se destinarán a la investigación de la Neurofibromatosis, una enfermedad que padecen actualmente 15.000 personas en España.  

Además de las prendas que donan algunos reconocidos diseñadores con el fin de colaborar en la causa, el rastrillo brinda la posibilidad de comprar otro tipo de productos gracias a la colaboración de otras empresas como Famosa o Disney, que traen hasta la estación algunos de sus juguetes; la marca de ropa Flamenco o la marca Esteé Lauder que también ha querido estar presente con algunos de sus cosméticos. Natura, Freixenet, Sony o diferentes entidades financieras también participan en el rastrillo.

Además de las aportaciones de estas grandes firmas, se podrán comprar una amplia variedad de productos de  artesanía, libros, música, pequeños electrodomésticos, informática...etc.

Todo ello contará con amplios descuentos con el fin de incentivar la compra para recaudar fondos. El horario será de 9:00  a 21:00 horas, excepto el sábado que será de 10 a 20 horas. Además, durante esta edición, se espera superar el número de visitas, que el año pasado rondó las 10.000.

UNDÉCIMA EDICIÓN

Desde 1998, Metro de Madrid viene colaborando con este proyecto  cediendo su espacio para que sea posible el montaje de este mercadillo que se instala en la entreplanta de la estación, en la zona anterior al paso de torniquetes.

La recaudación obtenida por la Asociación Española de Neurofibromatosis irá destinada a financiar el proyecto de investigación que sobre esta enfermedad se está llevando a cabo en el departamento de Genética del Hospital Ramón y Cajal.

La Neurofibromatosis es un grupo de enfermedades genéticas, de las consideradas raras, que se caracterizan por el crecimiento de tumores a lo largo de varios tipos de nervios y que pueden afectar al desarrollo de otros tejidos tales como huesos y piel.

También pueden presentar complicaciones como problemas de crecimiento, dificultades de aprendizaje, desfiguración, epilepsia, problemas óseos, tumores cerebrales, sordera, ceguera, problemas de equilibrio y riesgo incrementado de tumores malignos. Actualmente son incurables. En Madrid más de 1.400 personas padecen esta enfermedad.

Con esta acción, Metro de Madrid demuestra así como su interés por contribuir al conocimiento de este tipo de enfermedades y a la mejora de la calidad de vida de los afectados.