El Olmo de Layos (Toledo), premiado como Árbol Histórico en los premios 'Árbol y Bosque del Año' 2010

La ONG Bosques sin Fronteras y la Fundación Biodiversidad han entregado los premios 'Árbol y Bosque del Año' 2010 a siete ejemplares de árboles --eucalipto, encina, haya, olmo, morera y castaño-- y a bosques singulares, que destacan por sus "cualidades sobresalientes" dentro de seis categorías a las que se han presentado 57 candidaturas.

19 de noviembre de 2010

MADRID/TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La ONG Bosques sin Fronteras y la Fundación Biodiversidad han entregado los premios 'Árbol y Bosque del Año' 2010 a siete ejemplares de árboles --eucalipto, encina, haya, olmo, morera y castaño-- y a bosques singulares, que destacan por sus "cualidades sobresalientes" dentro de seis categorías a las que se han presentado 57 candidaturas.

La categoría de Árbol Histórico ha recaído en el Olmo de Layos (Toledo). Se trata de un olmo de más de 300 años de edad que ha sobrevivido a la enfermedad de la grafiosis que ha afectado a numerosos ejemplares de esta especie en España y que está tan ligado al pueblo que forma parte de su escudo heráldico.

Durante la entrega de los galardones, dotados de 2.000 euros cada uno, que se ha celebrado en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, la presidenta de Bosques sin Fronteras, Susana Domínguez, ha destacado que un objetivo de los Premios Árbol y Bosque del Año es contribuir a mejorar el conocimiento de los árboles y bosques más emblemáticos de España, desarrollarÁ actuaciones y programas que favorezcan la conservación y crear una cultura para el medio urbano que evidencia y resalte la función de los árboles y bosques para el conjunto de la sociedad.

En la categoría de Árbol Gigante, ha sido premiado el eucalipto 'El Abuelo de Chavín' que vive en Vivero (Lugo) desde hace 126 años de edad y que está declarado Monumento Nacional de Galicia. Además se trata del árbol más grande de España y del eucalipto más alto de Europa, con 75,2 metros cúbicos y más de 71 metros de altura, cuya primera rama aparece a los 17 metros del suelo.

Por su parte, la 'Encina de Ambite', de propiedad privada y ubicado en la localidad madrileña de Ambite, ha sido galardonada con la categoría 'Árbol Longevo', ya que se trata de un ejemplar con más de 600 años de historia que cuenta con una altura de 15 metros de altura, un perímetro de base de 4,5 metros y una copa de 28 metros, cuyas ramas inferiores se comban bajo su propio peso, llegando a tocar el suelo.

Además, el Souto de Santa Eufemia, en Folgoso del Courel, ha sido 'premiado' con la categoría de 'Bosque amenazado', algo que para los ganadores pone de manifiesto la "gravedad" de la situación que atraviesa. La candidatura ha sido presentada por la Asociación Ecolóxico-Cultural SOS Courel.

AMENAZADO POR UNA MINA A CIELO ABIERTO

Este bosque de 88 hectáreas que lleva el nombre de la aldea medieval a la que rodea y protege, Santa Eufemia, está constituido en su mayoría por castaños (Castanea Sativa) tricentenarios y por el bosque aluvial (fresnos, Fraxinus excelsior y alisos, Alnus glutinosa) del río Luruda y sus afluentes.

Durante siglos, estos castaños fueron aprovechados por los vecinos de forma comunal para la obtención de frutos, leña y madera, pero en la actualidad está amenazado por la cantera de la Campa, cuya actividad comenzó en 1988 y a pesar de que tiene una orden de cierre de 2002 aún continúa con su actividad, que ha contaminado un kilómetro de río y riberas. En total, la cantera ha destruido más de 52 hectáreas del bosque, especialmente del bosque aluvial del río Luruda y los castaños más próximos.

Por encontrarse en la situación contraria, ha sido destacado en la categoría de 'Arbol o bosque cuidado' la 'Morera del Huerto del Remedio', conocida como 'La Matriarca', que pertenece a una familia de la localidad de Alcira (Valencia) y que ha sido incorporada al Catálogo de Árboles Monumentales de la Comunidad y declarada como Árbol de Interés Local.

Esta morera centenaria tiene una proyección de copa de 285 metros cuadrados y recibido los cuidados necesarios para alcanzar su longevidad, vigor y buen estado vegetativo actuales.

Con mención de honor, en esta categoría también se ha valorado el 'Bosque cuidado' de los Montes de la Comunidad de Villa y Tierra de Coca (Segovia), que se extienden por más de 7.100 hectáreas y están incluidos en el catálogo de Montes de Utilidad Pública. Asimismo, el premio de Árbol y Bosque Emblemático ha ido a parar, de forma compartida, a Hayedo de Montejo (Montejo de la Sierra, Madrid) y al Castaño Santo (Istán, Málaga).

El Hayedo de Montejo, propiedad del Ayuntamiento de Montejo de la Sierra, lo conforman 250,53 hectáreas de hayas, robles y especies como el antueso, la retama y los brezos. Declarado espacio natural de Interés Nacional, es uno de los hayedos más meridionales de la Península Ibérica que destaca por la singularidad del robledal.

Por su parte, el Castaño Santo, de propiedad privada, tiene 800 años de edad aproximadamente y es el único de su especie (Castanea sativa) propuesto para su declaración como Monumento Natural por la Junta de Andalucía. Se trata de un ejemplar antiquísimo y de enorme tamaño, con una altura de 24,5 metros y un perímetro de base de 22 metro, bajo cuya copa el Rey Fernando el Católico celebró en 1501 una misa en su viaje en la expedición de la reconquista de Marbella (Málaga), según ha relatado el jefe de mantenimiento de material genético del MARM, Salustriano Iglesias.

El acto ha contado con la atleta campeona europea de 1.500 metros, Nuria Fernández, en calidad de madrina de los galardones 2010, así como con la directora de la Fundación Biodiversidad, Ana Leiva, el director general de Medio Natural y Política forestal, José Jiménez, y la presidenta de Bosques sin Fronteras, Susana Domínguez.

tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: