Así será la final de la sexta edición de MasterChef

Los cuatro finalistas tendrán que cocinar para los ganadores de las anteriores ediciones del programa.

9 de julio de 2018


La sexta edición de MasterChef llega a su final esta noche 9 de julio en la 1 con un programa en el que los cuatro finalistas tendrán que cocinar para los ganadores de las anteriores ediciones del talent culinario. 

Para conseguir la primera plaza al duelo final, los aspirantes deberán reproducir dos platos que traerán Oriol Castro y Mateu Casañas, chefs del restaurante Disfrutar y que cuentan con dos estrellas Michelin y considerado como uno de los 20 mejores restaurantes del mundo, según la lista 50 Best Restaurants. El mejor conseguirá la ansiada chaquetilla de finalista.

Para una segunda oportunidad, los aspirantes viajarán a Illescas, Toledo donde tendrán que elaborar un menú, siguiendo las indicaciones del chef Pepe Rodriguez, que también cuenta con una estrella Michelin y que servirán a los ganadores de las anteriores ediciones del programa: Juan Manuel, Vicky, Carlos, Silvia y Jorge que se alzaron con el premio en los anteriores MasterChef; Manuel, María, Paula y Esther, MasterChef Junior y el Medallista Olímpico Saul Cravioto, ganador de MasterChef Celebrity. El mejor de este reto se enfrentará en el duelo final.

En el último duelo de la noche tendrán que poner a prueba todo lo que han aprendido estos meses y que con esfuerzo e ilusión se cumple. Elaborarán un menú completo compuesto por un entrante, un plato principal y un postre. Tendrá que reflejar su trayectoria durante el talent culinario y que sorprenda al jurado con su técnica, sabor y emplatado.

El encargado de catar estos platos será el chef argentino Mauro Colagreco, dos estrellas Michelin y que ayudará al jurado a decidir quién será el ganador de la sexta edición del programa, que se alzará con el trofeo, recibirá 100.000 euros del premio económico, podrá publicar su propio libro de recetas e incluso, se formará con el Máster en Cocina, Técnica y Producto impartido por  Basque Culinary Center en San Sebastián, la primera Universidad Gastronómica de España.