SUPERVIVIENTES | La vuelta de María Jesús y su velada acusación en plató

Sólo quedan tres días para la gran final. Los cuatro finalistas esperan la decisión del público. 

Alfonso Mata 11 de junio de 2018

Sandra Barneda despidió la última edición de 'Supervivientes, Conexión Honduras' antes de que el próximo miércoles se dispute la gran final. Una velada marcada por el regreso a plató de la María Jesús, mientras que en la isla aguardan Logan, Sofía, Sergio y Raquel Mosquera, los cuatro finalistas. Por su parte, Hugo y el Maestro Joao, expulsados el jueves pasado, están a punto de regresar a España.

Según parece, el paso por la isla ha ablandado el corazón de uno de los dos expulsados. Hugo, el extronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa', con lágrimas en los ojos, se sinceró delante de las cámaras. "Me siento mal... No he querido estudiar, he hablado mal a mi madre y no se lo merece... Quiero pedirles mil veces disculpas a mis padres por hacerles sufrir". Y también le comentó a Barneda sus planes de futuro: "Quiero mejorar mi vida, quiero salir y estudiar, darles todo a mis padres... Por sacar adelante a nuestra familia no han podido hacer nada".

Pero el extronista también tuvo palabras para Sofía: "Le he pedido perdón mil veces y me ha dejado muy mal delante de toda España. Ha mentido en dos cosas muy fuertes: en ningún momento el dije que me hiciera una paja y jamás le he cogido el móvil sin permiso. Me gustaría recibir unas pequeñas disculpas", reclamó Hugo y concluyó: "Yo me retiro. Quedó en mi pasado. Le deseo lo mejor con Alejandro. Ya no me arrastro más, ni por Sofá ni por nadie".

María Jesús regresó a plató tras su estancia en Honduras con la mosca detrás de la oreja. Los rumores de una posible infidelidad de su marido se habían intensificado durante las últimas semanas y la miss volvía para aclararlos. Lo primero que hizo fue defender a Julio, su marido, y dejó claro que confía en él al cien por cien. 

"Soy celosa, no me he escondido de eso... La televisión alimenta cualquier cosa. Confío plenamente en Julio. Sé perfectamente que si ha pecado de algo es de honesto, de sincera y buena persona conmigo. Yo sé que no ha hecho nada con ninguna" defendió la maniquí a su marido y llegó a insinuar que todo podría ser un montaje.

Por su parte, Julio se aferraba a esta versión: "Ahora sí que me siento en una encerrona. Yo he venido por otras cosas y lleváis toda la noche insistiendo en ese tema. Sabéis perfectamente que hay cosas de las que no puedo hablar... Yo me defiendo en el juzgado no en un plató de televisión" zanjó Julio.