Así fue el beso de Jorge Javier Vázquez a Abraham García en 'Supervivientes'

Jorge Javier se soltó la melena y se hizo con el protagonismo de la velada, que compartió con Alejandro Albalá y Alberto Isla después de su pelea en el plató. También pudimos asistir a una prueba de recompensa, un cambio de look, y cómo no, una nueva lectura de pezones por parte del Maestro Joao.

Alfonso Mata 31 de mayo de 2018

Supervivientes: Última Hora, una nueva gala que Telecinco suma a las retransmisiones semanales de Supervivientes 2018, no defraudó a nadie.

Jorge Javier se soltó la melena y se hizo con el protagonismo de la velada, que compartió con Alejandro Albalá y Alberto Isla después de su pelea en el plató. También pudimos asistir a una prueba de recompensa, un cambio de look, y cómo no, una nueva lectura de pezones por parte del Maestro Joao.

Los robinsones se enfrentaron a una nueva prueba de recompensa y a los venenos que recibieron la semana pasada en playa Cochinos y con los que tendrán que lidiar durante los próximos días, entre ellos cabe destacar el de Logan que deberá permanecer con los ojos vendados durante los siguientes tres días. Sofía y Sergio, por su parte, deberán permanecer atados el uno al otro. Parece ser que los tres concursantes ya se habrían saltado esta prohibición y habrá que esperar la sanción por parte de la dirección. "Me jode que se ponga en duda a la organización del programa. No me gusta que se siembra la duda" afirmó Jorge Javier.

A Hugo, María Jesús y Sofía les llegó el esperado cambio de look. Los peluqueros se pusieron manos a la obra. Hugo pidió afeitado y le cortaran las puntas del pelo. Sofía fue más allá y se puso unas trenzas, y por último María Jesús, que después de haberse rapado, se tiñó el pelo de rosa.

Alejandro Albalá tras su encontronazo con Alberto Isla en plató, le envió un mensaje desde la isla: "No me habla. Se pone así como se pone. No sé qué problema tiene conmigo. A mí ya no me gusta tu novio... Tío, relájate, baja la intensidad", comentó Albalá a sus compañeros. "Debe tener miedo... Yo no quiero ser su colega. Tampoco estoy pidiendo un acercamiento", sentenció.

Desde plató, Isla no se mordió la lengua: "En ningún momento lo he nombrado, no le tengo miedo en absoluto, no me creo absolutamente nada...".

Vamos con la prueba de recompensa. Los concursantes debían acertar el personaje que tenían escrito sobre sus cabezas. Algunos superaron la prueba pero Hugo (el superviviente fue un desastre). Tenía escrito Michael Jackson y ni se acercó a adivinarlo a pesar de las pistas: "Si se hiciera una película de su vida sería un Thriller", "antes lo veía todo oscuro pero lo vio claro" o "se hizo famoso por tocarse los huevos en el trabajo", fueron algunas de las pistas, pero nada. Incluso erró en apuntar a Juan Carlos I y a Santiago Segura. Un lince.

El maestro Joao continuó leyendo partes del cuerpo humano. Esta vez se atrevió con los pezones de Alejandro Albalá y Sofía. Según ha expresado hay amor verdadero entre la pareja.

Tras la lectura de pezones, llegó el momento más polémico de la noche. Abraham, ganador de Supervivientes 2014, se acercó a Jorge Javier y le dijo: "Quiero que me leas los pezones", y el presentador se volvió loco. Le desabrochó la camisa y comenzó a tocar los pechos del comentarista. No contento con eso, le plantó un beso en la boca.