SUPERVIVIENTES | María Jesús se rapa el pelo por tres pollos fritos y una tarta de chocolate

 La jornada estuvo marcada por la reunificación de los concursantes y cómo no, por los enfrentamientos. Los supervivientes se enfrentaron a la prueba de recompensa y al 'juego de las tentaciones'. Pero el punto álgido lo protagonizó, por un lado, el reencuentro entre María Jesús Ruiz y su pareja, que la visitó en la palapa, y por otro, el rapado de pelo que se hizo la exmiss España.

Alfonso Mata 16 de mayo de 2018

SUPERVIVIENTES | María Jesús se rapa el pelo por tres pollos fritos y una tarta de chocolate
Foto: Twitter

Nueva emisión de 'Supervivientes: Tierra de nadie' que no dejó a nadie indiferente y nos puso al día de la última hora en la isla hondureña. La jornada estuvo marcada por la reunificación de los concursantes y cómo no, por los enfrentamientos.

Una desconocida Raquel Mosquera sacó las uñas y se enfrentó a Logan por la comida. Los supervivientes se enfrentaron a la prueba de recompensa y al 'juego de las tentaciones'. Pero el punto álgido lo protagonizó, por un lado, el reencuentro entre María Jesús Ruiz y su pareja que la visitó en la palapa, y por otro, el rapado de pelo de la exmiss España.

María Jesús Ruiz y su pareja, Julio Ruz, protagonizaron un tórrido romance cuando se reencontraron en la isla. Ayer, asistimos emocionados al primer 'edredoning' de la temporada. Sobre la arena de Cayo Cochinos, como si de dos actores de telenovela se tratase, la pareja se revolcó e hizo 'la croqueta' mientras, emocionados, se comían a besos. Una vez en el agua, la pareja se dijo todo lo que se quería, lo orgullosos que estaban el uno del otro, y, atención, anunciaron su boda para el próximo 14 de septiembre.

Para celebrarlo, 'edredoning' al canto. Sobre una esterilla, la pareja se desfogó a gusto. Fuera ropa y bienvenidos besos, caricias, y susurros entrecortados. La pareja adelantó su noche de bodas.

Tras su gran noche, la exmodelo regresó a Playa Uva. Estaba sonriente. El Maestro Joao se enteró de primera mano de todo lo que sucedió sobre la blanca arena de la playa. Ella se lo confesó: "Yo soy muy loba". Pero Francisco no compartió su felicidad: "Es más falsa que un euro de madera" le comentó a Raquel y Sofía.

Francisco esta de mal humor desde que perdiera un objeto muy preciado para él: su medallita de la Virgen de los Desamparados que, en un descuido, se le perdió en el mar. El valenciano desde entonces no levanta cabeza. "Significa mucho para mí, no solamente por la fe que tengo en mi Virgen. Me la regalaron mis hijos", relató a los pocos instantes de darla por perdida.

Uno de los enfrentamientos más sonados de la noche lo protagonizaron Raquel Mosquera y Logan. Mosquera compartió su recompensa con sus compañeros a pesar de que tanto ella como Sofía se hubieran quedado sin probar bocado durante varias noches, por la decisión del resto de concursantes. "Hemos pasado 20 días sin cenar. Ellos están en su derecho de no compartir, pero yo sí quiero compartir", explicó Raquel. "Eso es mentira", contestó Logan. "Eres una mentirosa, hasta el día 50 compartimos todo", matizó. Al oir esta últimas palabras, Raquel sacó las uñas. "¿Qué te crees aquí, el Capitán General? ¡Pues no!" preguntó y afirmó en tono marcial.
Melissa se puso del lado de la peluquera: "Me parece genial que Raquel haya reaccionado. No la tenían en cuenta para nada y la tomaban por loca".

El 'juego de las tentaciones'.

Los concursantes de Supervivientes 2018 se enfrentaron a un divertidísimo 'Juego de las tentaciones'. Algunos se rindieron ante la pizza, otras dejaron pasar una tarta; unos se marcharon con una sonrisa y una futura llamada. María Jesús, protagonista absoluta de la velada, como si de la película 'El lobo de Wall Street' se tratara, se rapó el pelo por tres pollos con patatas fritas y una tarta de chocolate. Raquel Mosquera hizo de peluquera para dejar a la exmodelo con un nuevo look. Sigue guapísima.