OSCARS 2018 | El movimiento #MeToo, protagonista: las mujeres alzan la voz

Fue promovido por la actriz Alissa Milano, que animó a las mujeres a tuitear sus experiencias acerca del comportamiento misógino.

Natalia Corredoira 5 de marzo de 2018

OSCARS 2018 | El movimiento #MeToo, protagonista: las mujeres alzan la voz
Foto: Archivo.

La 90ª edición de los premios Oscar ha tenido como protagonista la polémica en torno al acoso sexual en Hollywood. #Metoo (yo también en español) es el nombre del movimiento iniciado de forma viral como hashtag en las redes sociales en octubre de 2017 para denunciar la agresión y el acoso sexual, a raíz de las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine y ejecutivo estadounidense Harvey Weinstein.

Actores como Steven Spilberg, el galardonado Guillermo del Toro, Ashely Judd, Mira Sorvino, Jane Fonda, Patrick Steward, Sam Rockweld, Beanie Feldstein, Richard Jenkins, entre muchos otros, han aprovechado la 'noche del cine' para reivindicarse a través de un pin que lleva inscrito Time's Up, en honor a este movimiento.

 

La gala, por supuesto, también ha girado en torno a este movimiento. Abría la gala con numerosos comentarios reivindicativos por parte del maestro de ceremonias, Jimmy Kimmell, como este: "Oscar es el personaje más querido de Hollywood porque tiene las manos donde puedes verlas, nunca se sobrepasa verbalmente y, lo más importante, no tiene pene"

Y seguía con "Hollywood no sabe nada de las mujeres, porque cuando hizo una peli llamada 'En qué piensan las mujeres' le dio el papel protagonista a Mel Gibson".

"No podemos permitir que esto ocurra. El mundo nos está mirando. Si tenemos éxito aquí... y conseguimos acabar con el acoso sexual en el trabajo, conseguiremos que las mujeres se sientan seguras en el trabajo... Y que sólo tengan que afrontar el acoso sexual en todos los demás lugares"

Salma Hayek, que escribió un artículo en "The New York Times" en el que hablaba de su difícil relación con Harvey Wenstein, acompañada de Ashley Judd y Annabella Sciorra, también acosadas por Weinstein, se han sumado a la protesta: "Hola, es genial volver a veros a todos, ha pasado mucho tiempo", dijo Sciorra, que fue desplazada por Weinstein de la industria del cine tras rechazar sus propuestas indecentes. 

"Es un honor estar aquí esta noche. Este año muchos expresan su verdad y el viaje que queda por recorrer es largo, pero lentamente ha surgido un nuevo camino", agregó. "Los cambios que estamos viendo están dirigidos por nuevas voces poderosas, voces diferentes. Unirnos es un coro maravilloso para decir finalmente que el tiempo (de los abusos) se ha acabado", concluyó.

Hayek quiso rendir homenaje a "los espíritus imparables que rompieron muros y percepciones contra su género, raza y etnicidad para contar su historias". Y Judd recalcó: "Queremos asegurarnos de que los próximos 90 aсos llegan con posibilidades ilimitadas de igualdad, diversidad e inclusiуn. Eso es lo que este aсo nos ha prometido".

Por último, en su discurso tras ganar el Oscar a Mejor Actriz, Frances McDormand ha pedido a todas todas las mujeres cineastas, productoras y actrices a levantarse y visualizarlas. "Tenemos grandes historias por contar", finalizó, entre aplausos.