MasterChef Junior | Fernando y Mara abandonan las cocinas; Héctor y María A vuelven

La gala contó con la sorpresa de la repesca de dos de los antiguos concursantes de esta quinta edición de MasterChef Junior. En la prueba de eliminación, el tiempo les pasó factura a Fernando y a Mara, que acabaron siendo los dos eliminados esta semana.

Pablo Municio 4 de enero de 2018

Día de nervios, emoción, lágrimas y compañerismo el que se vivió en las cocinas de MasterChef Junior. Una gala en la que hubo prácticamente de todo y en la que los pequeños concursantes tuvieron que dar el máximo y demostrar su versatilidad a la hora de cocinar.

Adexe y Nau alegraron a los niños

Los jóvenes cantantes abrieron el programa dando un consejo a los niños y trayendo productos de Sudamérica para la primera prueba de la noche. En ella, María y Juan Antonio, que maravilló con una rica tarta, fueron los dos mejores platos y por ende, los capitanes del siguiente reto.

Juan Antonio se vio superado en el reto

Juan Antonio no tuvo su día en la prueba por equipos y el propio chico lo reconoció al final del mismo. No consiguió capitanear ni dar el máximo por sus compañeros, y el estar tan solo tres miembros para hacer el reto les pasó factura. Además, se les quemaron las tortillas un par de veces, siendo un gran hándicap para ellos que les restó tiempo para hacer los otros pintxos y que les costó finalmente la prueba.

María Arias y Héctor, regresan a las cocinas

Mientras sus compañeros hacían los pintxos, todos los concursantes eliminados con anterioridad de MasterChef Junior volvían para intentar entrar de nuevo en el programa. Ellos fueron encargados de hacer el postre, y tras muchas lágrimas, sufrimientos, quemaduras, compañerismo y una dura decisión, finalmente María Arias y Héctor, fueron los repescados. Al no haber participado en ninguna de las dos pruebas anteriores, ambos pasan a las semifinales, al igual que María, que al tener más puntos, pasó también a las semis.

El tiempo cuenta

La prueba de eliminación fue bastante diferente y peculiar. Se realizó una subasta por tiempo en el que los concursantes pujaron por ingredientes a cambio del tiempo. Juan Antonio fue el mas hábil y consiguió lo que quería y, además, con el menor tiempo gastado de todos. Fernando intentó gastar el tiempo de los demás pujando cuando él no los quería los productos y casi le salió bien. A Mara le dejó tan sólo media hora de cocinado, sin embargo, él se quedó con tan sólo 15 minutos para realizar unas ancas de rana que les faltó tiempo. Juan Antonio sorprendió al jurado y fue el que más puntuación obtuvo con unas lentejas en las que incluyó las patas de gallo.

Finalmente, Mara y Fernando abandonaron las cocinas al tener las puntuaciones más bajas del reto. La semana que viene serán las semifinales, y los concursantes tendrán que demostrar, otra vez más, que merecen estar entre los mejores del concurso.