Marc Bartra relata en 'El Hormiguero' cómo vivió el atentado al Borussia

El español Marc Bartra acudió a 'El Hormiguero' para contar su experiencia durante el atentado que sufrió el Borussia Dortmund, donde él resulto herido. 

Que.es 31 de mayo de 2017

Marc Bartra acudió este martes a 'El Hormiguero' para contar su experiencia durante el atentado que sufrió el Borussia Dortmund y donde el futbolista español resultó herido.

El suceso tuvo lugar hace dos meses en Alemania, cuando el autobús del equipo se dirigía a su estadio para disputar el partido de cuartos de final de la Champions League contra el Mónaco. 

Durante el trayecto, dos bombas explotaron de forma simultanea en la carretera, provocando el estallido de los cristales del autobús. Bartra resultó herido en su brazo.

El futbolista aprovechó su visita al programa de Pablo Motos para hablar por primera vez en público de lo ocurrido. Explica que "en un abrir y cerrar de ojos se pasó del silencio absoluto a tener pitidos en los oídos. Había mucho humo, olor a pólvora y sentí mucho calor".

Sobre sus heridas, el jugador de 26 años explica que "sentía mucho dolor en la cabeza y el brazo, la mano me colgaba. Gritaba de dolor y pedía que viniera un médico". Rápidamente, la fisioterapeuta del equipo acudió en su ayuda y a base de tortazos en la cara consiguió que no se durmiera. "No me sentía bien, de lo mal que estaba, me quería dormir. En ese momento empecé a pensar en mi hija, que también estaba en Alemania", apunta. 

El brazo de Bartra se llevó el impacto de la metralla procedente de la bomba. "El brazo me dolía y sangraba muchísimo", apostilla. Como nadie se atrevía a bajar del autobús por miedo a otro ataque, le hicieron "un torniquete con la chaqueta". 

El jugador cuenta que la primera persona a la que vio una vez que llegó la ambulancia fue a su pareja y madre de su hija, Melissa Jiménez. "En el momento en que vi a mi novia, me sentí como si le hubiera dado mi primer beso", confiesa. 

Además, asegura que se siente agradecido de que su hija de dos años no sea aún consciente de lo que ocurrió. "La vida te da hostias, aunque te vaya bien y sea tu mejor momento", concluye.