Ana Rosa Quintana evita que un hombre se suicide durante un desahucio

Auténticos momentos de tensión los que se han vivido esta mañana en 'El Programa de Ana Rosa'. La presentadora ha conseguido vía telefónica que Fabián, hijo de una mujer enferma de 83 años que iba a ser desahuciada, no se suicidara.

Que.es 28 de abril de 2017

Auténticos momentos de tensión los que se han vivido esta mañana en 'El Programa de Ana Rosa'. La presentadora ha conseguido vía telefónica que Fabián, hijo de una mujer enferma de 83 años que iba a ser desahuciada, no se suicidara. 

El reportero del programa, Jano Mecha, se encontraba informando sobre el desahucio de Francisca, una mujer de 83 años con alzheimer, cuando su hijo se ha asomado al balcón.

En ese momento, Ana Rosa Quintana ha conseguido ponerse en contacto con él, y ante las amenazas de tirarse, la presentadora ha intentado tranquilizarlo. 

"Te lo juro que como entren me tiro desde el balcón. Me han quitado mi vida, me han quitado mi dinero, me han quitado mi negocio, me lo han quitado todo y parezco yo el delincuente (...) Si quieren otra muerte, la van a tener en directo", explicaba el hombre entre sollozos. "Mantengamos la calma. Piensa en tu madre. Es muy importante", le dice la presentadora. 

Ana Rosa ha hecho un llamamiento y ha pedido que se pare el desahucio. "Esto es una vergüenza como yo he visto pocas. Aquí hay un juzgado, un secretario, una comisión judicial... ¡Por favor, que paren este desahucio! Es una mujer en la cama con alzheimer y 83 años y este hombre es un estafador", comentaba haciendo referencia al prestamista Antonio Arroyo. 

Minutos después de esta conversación, la comisión judicial ha ordenado paralizar el desalojo y le han dado a Fabián un plazo de un mes y medio para llevar a cabo el traslado. Fabián ha querido agradecer a Ana Rosa todo el apoyo. 

La pesadilla de Francisca comenzó en el año 2009 cuando pidió un préstamo al banco para poder pagar los gastos de una herencia. El banco no se lo concedió, y la mujer recurrió a Antonio Arroyo, quien le prestó 20.000 euros, con un 29% de intereses. Posteriormente, le embargaron el piso y Arroyo lo subastó.