Cancelan un programa en Italia por su polémico debate sobre los 'encantos' de las mujeres del Este

'La Vita in diretta', programa de la cadena pública italiana, ha sido cancelado por su polémico debate celebrado este sábado en el que se comparaba a las mujeres italianas con las mujeres del Este.

Que.es 21 de marzo de 2017

El programa La Vita in diretta de la cadena pública italiana RAI1 ha sido cancelado tras el polémico debate que se llevó a cabo el pasado sábado en su sección 'Parliamone sabato', en el que se discutían "los motivos por los que una mujer del este de Europa es mejor que una italiana". 

El director de RAI1, Antonio Campo dall' Orto, ha anunciado la cancelación del programa al considerar que "los errores se cometen y las disculpas son obligatorias, pero no bastan". Además, Antonio Campo dall' Orto ha asegurado que el contenido del programa va en contra de la misión de servicio público y de la línea editorial asumida en la cadena. 

El debate recibió el título de 'La amenaza llega desde el Este'. Tres hombres italianos y cuatro mujeres italianas y extranjeras acudieron al plató para comentar un decálogo de seis puntos sobre 'el encanto de las mujeres del Este'. La presentadora, Paola Perego, presentó una infografía con estos seis apartados: 'Son todas madres pero, después de haber dado a luz, recuperan un físico de mármol'; 'Son siempre sexis. Nunca van en chándal ni en pijamas feos'; 'Perdonan las infidelidades'; 'Están dispuestas a dejar mandar a su hombre'; 'Son perfectas amas de casa y desde pequeñas aprenden las tareas del hogar'; 'Y no lloriquean, no son empalagosas y no ponen malas caras'.

Los participantes no dudaron en bromear y realizar comentarios insultantes. "Las rusas van a Italia a buscar a un hombre con dinero" o "Las mujeres del Este son sexualmente alegres", son algunos de los comentarios machistas que se escucharon. También hubo aportaciones racistas por parte de los invitados. Uno de ellos afirmó que los italianos prefieren a las mujeres del Este porque estas les permiten "no mover un dedo dentro de casa", mientras que las italianas no lo consienten. 

Tras esta discusión se produjo una competición relativa a los atributos físicos de las mujeres. Uno de los invitados afirmó que "un italiano, cuando ve a una mujer rubia, con ojos azules y buen físico, lógicamente se gira y la mira". 

Además de estas tertulias, la cadena pública emitió varios reportajes con testimonios de mujeres italianas que mostraban la presencia de las mujeres del Este como una "amenaza". "Capturan a nuestros hombres", fue uno de los comentarios que realizó una señora entrevistada, a la que siguió el de otra mujer que defendió que las mujeres del Este únicamente buscan el dinero de los italianos.

La sección del programa terminó con un alegato final para decidir si son mejores las mujeres italianas o las del Este. La polémica en las redes sociales apareció al instante e incluso llegó a la Cámara de los Diputados. La presidenta de dicha cámara, Laura Boldrini, ha mostrado su indignación considerando "inaceptable que en un programa televisivo las mujeres sean representadas como animales domésticos de los cuales apreciar su docilidad, condescendencia y sumisión".