Polémica de Marta Sánchez con 'Tu cara me suena': "Nunca firmé un contrato de payasa"

Estrella, novedad, plato fuerte... Marta Sánchez era, en cualquier caso, uno de los ingredientes extra de 'Tu cara me suena'. La presencia de su amiga Mónica Naranjo fue una de las claves para que accediera a participar en este concurso de Antena 3. Sin embargo, desde el primer programa su trabajo como jurado ha dado que hablar. Primero, porque en las redes sociales se criticaba su falta de actitud o su excesivo silencio. Segundo, por el enfrentamiento con Ángel Llàcer

Qué.es 15 de marzo de 2014

El experimento de Antena 3 y 'Tu cara me suena' con Marta Sánchez no ha resultado. O puede que sí... Ha resultado mal, para regocijo de algunos y para disgusto de Mónica Naranjo que apostó por su amiga y, como ella, cantante profesional.

La mecha que encendió la polémica fue una actuación de Edurne en el programa en la que imitaba a la propia Marta Sánchez. La cantante, una semana después de la misma, espetó a la concursante, que ese día interpretó a Marifé de Triana: "Edurne, Edurne, Edurne, ya te podías haber estudiado la coreografía mía de 'Vivo por ella' igual de prudente y comedida que con ésta, bonita". Y se destapó la caja de los truenos.

Llàcer, que en alguna ocasión ha bromeado llamándola 'Muerta Sánchez' por su inmovilismo, gritó: "¡Envidiosa!". "Esto es un programa de risa, ¿lo entiendes?", prosiguió Llàcer. Pero Sánchez no se calló: "Yo me río un montón. Pero a lo mejor no entiendes tanto tú esto. Ridiculizas en vez de reírte con la gente".

Sánchez ha concedido esta semana una entrevista a 'Via Radio', en la que le cuestionaban por su participación en 'Tu cara me suena': "Yo me lo tomo muy en serio a veces y realmente algunas de las bromas pues me gusta verlas desde fuera, no participar tanto en ellas desde dentro. Y eso ha dado pie a que sea más apática o menos participativa. Yo en un principio acepté ese labor para dar mi opinión como cantante, compositora e intérprete, nunca firmé un contrato de payasa", dijo tajante la artista. .

Esta última semana, Sánchez ha seguido comentando su rifirrafe con Llàcer: "El Llácer lo que no puede pretender es descalificar e insultar. A mí no me insulta porque hasta mí no llegan sus insultos, pero lo que no puedes hacer es jugártela dando tu punto de vista de una persona con adjetivos fuertes y luego pretender que esa persona no te diga nada", decía a la web Vanitatis. "Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad. No las hagas, no las temas", advertía su compañero en el jurado. Y añadía sobre su situación en el programa: "La verdad es que he estado cómoda a ratos".

El pasado 13 de marzo, Llàcer trató de firmar las paces con Sánchez. "Hoy doy muchos abrazos y tengo la necesidad de darte un abrazo". Y ambos se abrazaron en lo que parecía una forma de firmar la paz.