Risto Mejide: "Me encantaría sentarme con Letizia Ortiz"

Risto Mejide apunta alto. En el estreno de su nuevo programa en Cuatro, 'Viajando con Chester', charla nada menos que con el ex presidente ZP, y promete novedades sobre el 11M. Pero ya mueve ficha para ver si invita a Doña Letizia. Para él "todo el mundo merece poder explicarse".

Diana García Bujarrabal / Qué.es 21 de febrero de 2014

Cuando a una le proponen entrevistar a Risto Mejide va con un poco de miedo. No es para menos, su fama le precede. Y tampoco está de más tomar algunas precauciones a juzgar por la experiencia... pero vayamos por partes.

A Risto hay que entrevistarle, es un personajazo y su programa, 'Viajando con Chester', que se estrena el próximo domingo a las 9:30 en Cuatro, promete polémica. Así que, a pesar de que solo puedo hacerlo por teléfono, me pongo manos a la obra con la verdad por delante: "Me da un poco de miedo entrevistarte, ¿me vas a tratar bien?" Y él, también, con la verdad por delante: "Bueno, eso depende de lo que me preguntes". Y, así, claro, al final me deslizo sin saberlo por la escurridiza senda de lo personal al preguntar por sus eternas gafas. "Eso no tiene nada que ver con el programa". Y ya, hombre. Y a lo sé. Era una curiosidad inocente...

De su programa, de su estreno, sí nos habló. Profusamente. Y prometió que ZP nos iba a sorprender... ¿será verdad?

Empiezas a lo grande, nada menos que con Zapatero, ¿nos puedes adelantar algo?

Es una conversación muy directa, muy honesta. No nos callamos anda, nos decimos a la cara lo que pensamos. Creo que nunca hemos visto a Zapatero así antes.

A Zapatero se le ha achacado a menudo ser un producto de marketing, ¿a ti qué te ha parecido?

Es que cuando se habla de producto de marketing se dice forma peyorativa. El marketing no es ni bueno ni malo, lo bueno o lo malo es lo que vendes... Yo no creo que sea malo que un presidente del gobierno sea un producto de marketing.

Pero estaremos de acuerdo en que tienen que ser honestos, ¿no?

Sí, sin duda. Que responda a lo que te han vendido. La calidad de un producto consiste en eso. La coherencia es mucho más importante que la honestidad.

Y, volviendo a las conversaciones que mantendrás en "Viajando con Chester", ¿eres tan severo como te hemos conocido en los talent show?

Yo soy el mismo. Lo que ocurre es que no es lo mismo estar delante de un cantante que de un ex presidente del Gobierno. Se requieren otras cosas... Pero yo sigo siendo el mismo. Lo único que sé hacer y por lo que me han pagado siempre en televisión es ponerme delante de alguien y decirle a la cara lo que pienso. Mi opinión. Que puede estar equivocada pero es la mía. Eso sí, decirlo además de una forma notoria. Que como mínimo busque la notoriedad.

Pero has tenido acceso a personajes muy diversos, Cristina Cifuentes, Ada Colau, Miguel Ángel Revilla... seguro que alguno te ha sorprendido y te ha hecho cambiar esa opinión previa que tenías, ¿no?

Todos me han sorprendido... Una de las cosas que hacía la productora muy bien era no dejarnos hablar antes. Nos mantenían al margen incluso a la hora de maquillarnos o de llevarnos hasta el sofá. Llegábamos ahí y era como la primera vez que te encuentras con alguien, caras de sorpresa, de indignación, respuestas que no te esperas y tienes que reaccionar... La gran baza de este formato es que hay mucha improvisación. Tanto el personaje como yo estamos improvisando constantemente, para bien y para mal....

¿Nos contarías alguna anécdota de esas situaciones inesperadas?

En el primer capítulo abrimos hablando del 11-M. ZP lo primero que me cuenta es algo que no ha contado nunca en televisión, o al menos eso me cuenta. Una conversación telefónica que tuvo con alguien del PP, en se momento del Gobierno... Una conversación muy interesante porque define exactamente el tipo de políticos que tenemos. Yo no me esperaba que ZP confesase 10 años después una conversación tan relevante como esa que se produce la mañana del 11M cuando todavía se estaban contando los muertos.

¿Después de esta experiencia, crees que se puede afirmar eso de que 'hablando se entiende la gente'?

Yo diría que hablando se conoce a la gente... luego cada uno decide entenderlo más o menos. Pero desde luego hay que darle a la gente la oportunidad de hablar. En un panorama televisivo que es muy duro y está muy polarizado, que la gente grita y se interrumpe, 'Viajando con Chester' es un espacio para sentarte y dejar que alguien respire.

¿No hay nadie con quien dijeras, 'con este yo no me siento'?

Nadie. Todo el mundo merece poder explicarse. Absolutamente todo el mundo.

Y, ¿con quién te gustaría sentarte?

Si tuviera la posibilidad me encantaría sentar a Letizia Ortiz, la Princesa de Asturias.

Y, ¿quiénes creen que deberían sentarse entre sí?

En estos momentos claramente Artur Mas y Mariano Rajoy.

Hoy día la gente habla, pero parece que sobre todo por las redes sociales... Tú mismo eres un gran tuitero y es increíble la cantidad gente que te sigue, ¿no te parece un coñazo tener que atender a tantas personas?

No. Al revés. Yo me dedico a comunicar y tener muchos seguidores en redes sociales te permite tener un medio de comunicación que controlas tú y que además puedes tener una interacción directa con quien te consume y a quien le gustas. Yo creo que es un privilegio que me siga tanta gente. Me siento muy orgulloso.