'Sálvame': Rosa Benito y Amador Mohedano, protagonistas del polígrafo de Marisa, ex amante de él

Bajan turbias las aguas para los Mohedano. Anoche en 'Sálvame Deluxe' se echó un poco más de leña al fuego ya que el polígrafo fue dedicado íntegramente al clan.

Que.es 14 de diciembre de 2013

'Sálvame': Rosa Benito y Amador Mohedano, protagonistas del polígrafo de Marisa, ex amante de él
Marisa, ex amante de Amador Mohedano, en el Deluxe.

Vaya lío se traen en 'Sálvame' con Rosa Benito, Amador Mohedano y la ex amante de éste, Marisa, que anoche se sometió al polígrafo en el 'Deluxe'.

A decir verdad, si analizamos este polígrafo, la pobre Marisa se queda como secundaria de un vodevil protagonizado por Amador y Rosa, ya que todas las preguntas giraron en torno a la ex pareja.

Marisa desveló que Amador está absolutamente convencido de que Rosa Benito le puso los cuernos con Montalvo (compañeros en el concurso 'Supervivientes').

Los colaboradores del programa no se mordieron la lengua, y pusieron a Amador 'de vuelta y media': Kiko Hernández le llamó machista y dijo que no tenía dinero, y Jorge Javier dijo que era un chulo.

Marisa también confirmó que Amador quería volver con Rosa, pero que antes tenían que firmar el divorcio para vender la exclusiva. Y luego la de la reconciliación.

Estos días también se ha hablado de un supuesto intento de suicidio de Rosa Benito, y Marisa dijo que Amador no se lo creía y consideraba que era una forma de llamar la atención.

En general, Marisa dijo la verdad en el polígrafo, aunque no tiene mucho mérito puesto que eran preguntas del tipo "¿Es verdad que Amador piensa que...?" o "¿Te ha dicho Amador que...?". Con lo cual no se están juzgando unos hechos sino opiniones.

Gracias al polígrafo supimos que Amador no 'traga' al marido de su hija Chayo, que le ha confesado a Marisa que tiene mala relación con su sobrina Rocío Carrasco, que piensa que Rosa se aprovechaba de Rocío Jurado y que opina que su hija no canta bien.

Pues un buen panorama tiene la familia. Por un lado Ortega Cano que podría ir a la cárcel, su hijo que ya está en ella; y por otro los Mohedano tirándose los trastos a la cabeza.