Jesús Calleja declara que Álvaro Bultó "era un obsesionado de la seguridad"

Antes de emprender su nueva aventura con el equipo de "Desafío Extremo", el alpinista y presentador de televisión Jesús Calleja ha recordado hoy a su compañero Álvaro Bultó, fallecido el pasado viernes mientras practicaba la disciplina de vuelo de pájaro, como un "obsesionado de la seguridad".

Madrid, EFE 27 de agosto de 2013

"Lo de Álvaro ha sido una tragedia terrible y más sabiendo que él era un obcecado con la seguridad como nosotros", ha declarado Calleja en una entrevista a Efe.

"Gracias a personas con un espíritu como el suyo a lo largo de la humanidad hemos avanzado porque precisamente queremos pasar la frontera y saber qué hay más allá", ha dicho el presentador, que a su vez mantiene que "esto debe continuar porque sino no sabríamos mil cosas sobre la Tierra".

Calleja, que mañana viaja hacia Abjasia (territorio de la antigua república exsoviética de Georgia) con el objetivo de filmar el descenso a la sima más profunda del mundo (2.197 metros), añade que especialistas como él aportan su "experiencia técnica y capacidad deportiva para alcanzar lugares de difícil acceso, para que luego los científicos exploren qué hay más allá".

El alpinista leonés explica que ha hecho paracaidismo, pero que nunca ha practicado el vuelo de pájaro que Álvaro Bultó se encontraba ejercitando en el momento de su fallecimiento.

"Sin ninguna duda, Álvaro era uno de los mayores expertos del mundo de esta disciplina, pero todos los ejercicios nuevos que nacen tienen que evolucionar y crecer. Precisamente, Álvaro buscaba esos límites y la perfección de los trajes para mejorar la técnica", asegura Calleja.

Además, al presentador le consta que en ese momento Bultó "no estaba haciendo algo especialmente complejo, de hecho, todavía se investigan las causas de lo que falló". Sin embargo, "lo que tengo claro es que no era ningún loco, sino una persona muy cerebral", ha afirmado.