Mujeres y Hombres y Viceversa: Nagore sigue recordando a Sofía Cristo

Programa complicado de 'Mujeres y Hombres y Viceversa, en el que tanto Nagore como Liz acabaron llorando, aunque por motivos diferentes.

Que.es 27 de junio de 2013

Hoy no ha sido un programa fácil ni para Leo ni para Nagore. La ex de Gran Hermano no pudo reprimir las lágrimas cuando explicaba que esta semana estaba siendo muy dura porque era la elegida para casarse con Sofía Cristo.

"Si las cosas hubieran continuado como iban, esta semana mi hija y Nagore se habrían casado", explicó Bárbara Rey, que añadió que a Sofía le han dado el alta de la clínica donde se estaba rehabilitando de su adicción a las drogas y se encuentra en un piso tutelado 

Sin embargo, la relación de Sofía y Nagore se encuentra en un momento raro tras los rumores de que la ex de Gran Hermano había empezado otra relación.

En cuanto al trono de Leo, en las últimas semanas ha pasado por programas bastante complicados por discusiones con sus pretendientas.

Todo indica que la que más siente por él es Liz. De hecho, no le importó decirle abiertamente que le quería en uno de los pasados programas de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'.

Sin embargo, Leo no tiene las cosas claras y se siente también muy atraído por Susana. Pero una discusión en la que ella le acusaba de no besarla con pasión ha torcido las cosas entre ellos últimamente.

Por eso, él decidió tener una cita sin cámaras con ella e intentar aclarar las cosas. Esto provocó los celos de Liz, que al final del programa estalló y se enzarzó en una gran discusión con su tronista.

El no saber qué es lo que podía haber ocurrido al no haber cámaras provocó la reacción de la ex de Gran Hermano, a pesar de que a la hora de elegir nuevas citas Leo eligiera una con ella en vez de con  Susana.

Liz le explicó que le dolía pensar que hubiera habido acercamiento entre Susana y Leo, aunque ellos mismos reconocieron que durante 40 minutos estuvieron también discutiendo.

Está claro que Leo no está pasando por su mejor momento en el trono y que la rivalidad entre Susana y Liz es más fuerte que nunca.