'Hay una cosa que te quiero decir': La historia del actor Eduardo Gómez y el pequeño Alfonso emocionan a la audiencia

Jorge Javier Vázquez volvió a emocionarse en el segundo programa de 'Hay una cosa que te quiero decir', que presenta en Telecinco. Pero no fue el único. La historia entre el pequeño Alfonso, un niño enfermo de cáncer desde hace 12 años, y el actor Eduardo Gómez pusieron los pelos de punta a toda la audiencia al tratarse de todo un ejemplo de amistad, generosidad y pureza.

Qué.es 2 de mayo de 2012

Hay historias de amistad tan puras y sinceras que conmueven. El pasado martes, en el programa 'Hay una cosa que te quiero decir', presentado por Jorge Javier Vázquez en Telecinco, fuimos testigos de una de ellas. Jorge Javier volvió a emocionarse en el segundo programa emitido por la cadena, pero seguro que no fue el único.

La historia más bella de la noche tuvo como protagonistas al actor Eduardo Gómez y a Alfonso, un joven enfermo de cáncer desde hace doce años, que acudió al programa acompañado de su madre. Ambos se dirigieron al programa copn un claro objetivo: agradecer al actor Eduardo Gómez su apoyo, cariño y entrega hacia Alfonso, al que conoció hace años de casualidad en un hospital.

Fue en la cafetería del hospital cuando María, la madre de Alfonso, se acercó al actor para pedirle un autógrafo para su hijo, gran admirador de Eduardo. ''Se lo di y poco después fui detrás de ella para preguntarle para quién era ese autógrafo. Me dijo que para su hijo y noté en su mirada que algo no iba bien, así que le pregunté si podía visitar a su hijo'', contaba Eduardo Gómez.

Ese encuentro cambió la vida de Alfonso para siempre. El pequeño, que tuvo que abandonar el colegio debido a su enfermedad por los largos periodos de tiempo que tenía que permanecer ingresado, reconoció que Eduardo es su único amigo. ''Quería agradecerte el apoyo que me has dado todos estos años. Yo no tengo amigos, el único amigo que tengo eres tú, pero un amigo como tú vale como si tuviera mil amigos. Muchas gracias por estar ahí'', afirmaba el joven.

Sus palabras emocionaron a Eduardo Gómez, que se limitó a decir: ''Por estas cosas merece la pena vivir y estar en este mundo''. A pesar de los momentos de emoción, también hubo momentos divertidos, fruto del cariño que ambos se tienen y de los años de amistad que los unen. Alfonso, por ejemplo, le echó en cara al actor que se hubiera presentado en chanclas un día que les invitó a comer a un restaurante bueno.

Eduardo, por su parte, cuando Jorge Javier Vázquez le preguntó si podían retirar el sobre sentenció: ''Hombre, por favor, no lo he retirado yo antes por respeto a ti''. Y así Eduardo Gómez, Alfonso y María pudieron fundirse en un sincero abrazo.

tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: