Decálogo de como internet está afectando al nuevo hombre

Andy Stalman es autor de 'Humanoffon, ¿Está internet cambiándonos como seres humanos?'

Que.es 28 de julio de 2016

La ciencia estima que hace un millón de años, el hombre se reunía socialmente alrededor del fuego. Diez mil siglos después el hombre se sigue reuniendo socialmente, sólo que cambio el fuego por internet. 

El ser humano ha ampliado su mundo con el desarrollo del espacio online y estas son algunas de las claves que afectan y redefinen al nuevo hombre de esta nueva era. Una nueva era que vuelve a asumir la importancia de poner a lo humano en el centro.

Antes de HumanOffOn el hombre trabajaba offline, hoy también trabaja online. Antes, el hombre compraba offline, hoy también compra online. Antes, el hombre se informaba offline, hoy también se informa online. Antes, el hombre compraba, compartía, ligaba, consumía, reclamaba, estudiaba... offline, hoy también realiza todo ello online.

El cambio esencial es que la irrupción de internet amplió el ámbito humano a lo online. Y desde entonces el hombre está aprendiendo a vivir entre dos mundos, el on y el off, que ya son uno.

Las características y desafíos que se presentan ante esta nueva coyuntura.

1. Del yo gano, tu pierdes al ganamos todos o no gana nadie. Si se comparten los beneficios, tanto la marca como el cliente estarán más a gusto compartiendo su información.

2. De la seguridad a la incertidumbre. El hombre se pregunta ¿Cómo se planifica un mundo de cambio constante e incertidumbre? Lo cierto es que en esta nueva era una pregunta correcta es mejor que una gran respuesta.

3. Aparece una tensión entre tecnología - vida y otra entre público - privado. Todos están conectados y próximamente todo estará conectado. La frontera entre lo personal y lo profesional se desvanece y eso crea una nueva situación con la que cuesta lidiar. La tecnología y su ubicuidad genera una sensación de tener que estar conectado o de perderse algo. La ex comisionada de la UE para la Agenda Digital, Neelie Kroes afirmó que "los europeos elegirían estar sin café y sin sexo antes que estar sin internet".

4. De focalizar en el resultado a aprender del valor del proceso. En los grandes centros de innovación, sobretodo en Estados Unidos, el error no se penaliza, se asume como parte del proceso. El cambio cultural incita a animarse a explorar lo desconocido, es la única forma de descubrir o crear aquello que no existe. En algunas empresas observo que resultaría más sencillo comenzar una empresa nueva que cambiar la cultura existente. No habrá que pedir permiso para innovar.

5. Un nuevo mundo está pidiendo nuevas normas, y la legislación viene con demora. El progreso está mucho más adelantado que las normas.

6. Evolucionando de lo descriptivo a lo predictivo y de lo predictivo a lo prescriptivo. Es decir del ¿qué pasó? Al ¿Qué va a pasar? Y de este último a ¿Cómo hacer que pase?

7. Nace una nueva manera de definir el éxito. Ya no se asocia a los logros económicos sino a la calidad de vida. Al tiempo que cada uno puede dedicar a hacer lo que disfruta, lo que desea, mientras lo comparte con sus seres queridos.

8. De la información al Big Data. Existen 4 'V' esenciales: la Velocidad de la Data, la Veracidad de la data, la Variedad de la data y la Visualización de la data. Todo sesto tendrá un valor incalculable siempre que la data aterrice en beneficio para la empresa y el consumidor-cliente, sino será sólo información sin más.

9. De la supervivencia a la trascendencia. El Hombre ha decidido salir a descubrir el espacio. Hay planes concretos para desarrollar colonias en la luna y en Marte. Ya llegamos a Plutón y estamos orbitando alrededor de Júpiter. Lo que la humanidad no ha podido aun es frenar la barbarie del terrorismo que azota a medio planeta.

10. Del Me (Yo) al We (Nosotros).
Del individuo a la comunidad. Se pasa de la soledad del consumidor a compartir en comunidad, a crear valores y propósitos sobre los que aglutinar intereses comunes. Para pelear y sacrificarse por algo más importante que uno mismo, porque vale la pena.

Internet reconfiguró los conceptos de tiempo y espacio. Ya no existen las distancias y todo sucede en tiempo real. El nuevo Hombre tiene una voz poderosa, pero debe aprender a usarla para ser escuchado y para transformar su mensaje en hechos.