Los terroristas encuentran en el 'derecho al olvido' una vía para eliminar su rastro en internet

La redacción de Qué.es recibió el pasado 2 de noviembre una notificación de eliminación del índice de búsqueda de Google de tres enlaces de este portal referidos al proceso judicial de los integrantes del 'comando Vizcaya' de la banda terrorista ETA.

Qué.es 6 de noviembre de 2014

¿Puede eliminar su rastro en internet el 'comando Vizcaya' acogiéndose al denominado 'derecho al olvido'? Sorprendentemente la respuesta es sí. La compañía Google ha notificado a Qué.es, a través de un email enviado el pasado 2 de noviembre, bajo el asunto 'aviso de eliminación de resultados de la búsqueda de Google', de la decisión de eliminar de su motor de búsqueda hasta tres url's de esta web, todas ellas del año 2008, que hacen referencia al proceso judicial de varios integrantes del 'comando Vizcaya' de ETA. Aquí volvemos a reproducir íntegramente dichas url's (Garzón interroga a integrantes del comando Vizcaya, Goikoetxea admite pertenecer al 'comando Vizcaya', y sesenta y ocho etarras detenidos en lo que va de año), ya que desde este medio estamos absolutamente en desacuerdo con que esta información haya sido eliminada del buscador.

La notificación de Google comienza así: "A causa de una solicitud basada en la legislación de protección de datos europea, ya no podemos mostrar una o más páginas de tu sitio en nuestros resultados de búsqueda en respuesta a determinadas consultas de búsqueda de nombres u otros identificadores personales".

De esta forma, la compañía advierte a Qué.es de la eliminación en sus motores de búsqueda de hasta tres direcciones, y añade: "Estas páginas no se han bloqueado completamente de nuestros resultados de búsqueda y se continuarán mostrando para consultas diferentes de las especificadas por personas concretas en las solicitudes de la legislación de protección de datos europea que hemos cumplido. Desgraciadamente, a causa de cuestiones de privacidad individuales, no podemos revelar qué consultas están afectadas".

Por último, matiza: "Las consultas afectadas no están relacionadas con el nombre de ninguna persona que se mencione de modo destacado en la página. Por ejemplo, en algunos casos, es posible que el nombre aparezca solo en la sección de comentarios".

Ante esto cabe hacernos una pregunta: ¿Han encontrado los etarras en el derecho al olvido una rendija para eliminar su rastro en internet? Lamentablemente parece ser que sí. Porque da igual qué persona de las tantas que aparecen en los textos de dichas direcciones web (todas ellas integrantes o relacionadas con el 'comando Vizcaya') haya pedido acogerse al 'derecho al olvido'. El resultado definitivo es que, si finalmente se le concede, como así ha deliberado en este caso el comité de expertos designado por Google, el gigante elimina automáticamente las búsquedas donde aparece su nombre... y otros muchos nombres de etarras condenados por delitos de sangre. Teniendo en cuenta que Google aglutina el 98% de las búsquedas en España, se puede decir que esa información es básicamente eliminada de internet.

Ante la sorpresa que ha causado dicha notificación a esta redacción, en Qué.es nos hemos puesto en contacto con Google, desde donde apuntan "no hablar sobre casos concretos". Fuentes de la compañía nos remiten directamente al comité de expertos independientes que evalúa las peticiones de las personas que quieren eliminar su huella digital.

EL ASESINO DEL AGENTE JUAN MANUEL PIÑUEL, ELIMINADO DE LAS BÚSQUEDAS

Uno de los nombres que quedaría borrado gracias a la aceptación de aplicar el 'derecho al olvido' en este caso, es el del etarra Arkaitz Goikoetxea Basabe (Barakaldo, 1980), alias 'Dulantzi' y cabecilla del 'comando Vizcaya'. Este etarra está condenado a 742 años por diversos delitos dentro de ETA entre los que se encuentra el asesinato del agente Juan Manuel Piñuel en mayo de 2008.

Detenido el 24 de julio de 2008, Goikoetxea partició en diversos atentados, entre ellos la colocación de dos coches bomba en los cuarteles de la Guardia Civil de Durango (agosto de 2007) y de Legutiano (mayo de 2008), donde murió Piñuel. Además, estuvo implicado en el intento de secuestro al concejal socialista Benjamín Atutxa y en el intento de matar al juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

NO ES LA PRIMERA VEZ QUE SUCEDE

No es la primera vez que Google está en el punto de mira tras borrar enlaces de noticias polémicas de medios como The Guardian o la BBC. En el caso del primero, la compañía tuvo que recular sobre la retirada de varios artículos que trataban de la mentira de un árbitro sobre un penalti. El periódico se quejó y éste dio marcha atrás.

Por lo que se refiere a la BBC, se notificó la eliminación de artículos relacionados con Merrill Lynch donde se informaba cómo su ex consejero delegado E. Stanley O'Neal, fue despedido después de que el banco de inversión tuviera pérdidas millonarias.

¿Acaso proceder a esta eliminación de contenidos polémicos es una estrategia de Google para manifestar su desacuerdo con la sentencia como afirman expertos tecnológicos? La cuestión queda en el aire.

PERO, ¿QUÉ ES EL DERECHO AL OLVIDO?

El 'derecho al olvido' es un concepto de reciente creación que busca resolver cuestiones como la cancelación de antecedentes, la salida de los ficheros de morosos o la eliminación de información en Internet. Esta cuestión es la que ha generado mayor desconcierto en la red. El Tribunal de Justicia Europea obliga a Google a estudiar y evaluar las reclamaciones recibidas para eliminar determinadas URLs de su motor de búsqueda.

Desde que finalizase el litigio, el 29 de mayo, el gigante ha acumulado 162.338 solicitudes, una cifra que superaría el medio millón de enlaces -541.174-, a una media de 3 URL's por reclamación. Solo desde nuestro país se han enviado 14.715, con un total de 48.544 enlaces.

En cuanto al porcentaje de reclamaciones aceptadas y tramitadas, Google ha reconocido que el 55% de las peticiones ya han sido aceptadas, mientras que un 30% de los usuarios habría recibido un 'no' por respuesta. En algunos casos, en torno al 15%, la compañía ha requerido a los demandantes más información para tramitar sus casos. Desde esta plataforma los usuarios siguen pidiendo día tras día la retirada de información que les afecta y los casos polémicos siguen aflorando. ¿Realmente todo el mundo puede acogerse a este derecho?