El obispo de Segovia defiende el evangelio como fortaleza de la Iglesia frente a "argucias humanas"

El nuevo obispo de Segovia expresa en su toma de posesión su preocupación por la falta de seminaristas

20 de diciembre de 2014

El obispo de Segovia defiende el evangelio como fortaleza de la Iglesia frente a "argucias humanas"
El nuevo obispo de Segovia expresa en su toma de posesión su preocupación por la falta de seminaristas

SEGOVIA, 20 (EUROPA PRESS)

El nuevo obispo de Segovia, César Franco, ha señalado este sábado en su toma de posesión que la fuerza de la Iglesia está en Cristo y su evangelio, y no en "estrategias y argucias humanas" o en el acomodo al pensamiento "dominante, débil e inconsciente" para conseguir que la institución eclesiástica sea aceptada.

"Nuestra fuerza no está fuera de nosotros", ha asegurado el prelado, que ha aludido a las palabras del Papa Francisco para recordar que la Iglesia no debe referirse a sí misma, sino solo a su Señor y a los hombres que debe salvar, en especial los más pobres.

Según ha dicho, en estos momentos históricos de cierta debilidad y crisis de fe y de "rechazo orquestado" de la institución, esta tiene la tentación de hacerse fuerte apelando a imágenes de sí misma que agraden a quienes la critican o desean secularizarla y "marginarla" de la sociedad.

Ese es, ha dicho, el riesgo de referirse a sí misma "lavándose la cara" o "adaptándose a la mentalidad mundana", opuesta al evangelio.

"La mundanidad espiritual, censurada por el Papa, busca en lugar de la gloria del Señor la gloria humana y el bienestar personal, sus propios intereses y no los de Cristo. La reforma de la Iglesia no es cuestión de imagen externa, que puede dejar escondida su enfermedad interior", ha advertido.

En su homilía, el obispo electo ha mostrado su preocupación por la falta de vocaciones sacerdotales, por lo que ha llamado a la oración intensa y el trabajo con sabiduría para que niños y jóvenes "acojan la llamada del Señor y le sigan gozosamente". "Queridos niños y jóvenes, recordad lo que os decía el Papa Benedicto XVI: Cristo no quita nada, lo da todo. No tengáis miedo a Cristo", ha exclamado.

La ceremonia de toma de posesión ha dado comienzo a las 12.00 horas en la Catedral de Segovia, a la que se han acercado más de un millar de fieles y religiosos para arropar al prelado, que ha sido recibido con una gran pancarta de bienvenida.

César Franco ha estado acompañado por el nuncio del Papa en España, Renzo Fratini, quien ha transmitido el agradecimiento de Francisco al obispo saliente, Ángel Rubio, por su "entregada" dedicación pastoral.

PROMOCIÓN DE VOCACIONES

Fratini ha aprovechado su presencia en la ciudad que custodia el sepulcro de San Juan de la Cruz para recordar una de las "grandes enseñanzas" de este santo, la de que Dios no quiere que nadie se confirme a solas, pues de esa forma "el Señor no estará a su lado para aclararle la verdad en el corazón".

El nuncio ha manifestado su reconocimiento a César Franco por sus declaraciones en torno a la acción pastoral y cómo "ensanchar el alma hasta los límites mismos del mundo para que resuene el evangelio".

"Dios quiera que su entusiasmo por la evangelización revierta en el incremento de la vida cristiana en los diversos estados; en la promoción de las vocaciones, especialmente las sacerdotales, y en la animación de la vida consagrada en su búsqueda de la verdad perfecta", ha indicado.

Junto al nuncio, han acompañado al nuevo prelado el arzobispo metropolitano de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez; el actual arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el cardenal Antonio María Rouco Varela, y los actuales obispos auxiliares de la capital Fidel Herráez y Juan Antonio Martínez Camino. También han estado presentes una treintena de obispos, una veintena de hermanos en el episcopado y el obispo emérito de Segovia, monseñor Luis Gutiérrez.

RENOVACIÓN DE LA IGLESIA

Asimismo, ha estado acompañado por su antecesor, Angel Rubio, que ha alabado la experiencia de Franco, su bagaje intelectual y de entrega pastoral y la "sed de amor" al Señor y a la Virgen con la que llega a Segovia.

"La Diócesis te necesita para incorporarte el primero en la obra de la nueva evangelización, tan urgente y apremiante evangelizadores con Espíritu. Hay mucho que trabajar, hay mucha mies y se nos demanda que no estemos parados", ha expresado.

A los fieles de Segovia, el obispo emérito les ha invitado a vivir este momento como un acontecimiento de gracia que sirva para que la Iglesia de Segovia "se renueve a la luz del evangelio y bajo la guía del nuevo pastor sepa revitalizarse en sí misma".

"Y afrontar el futuro sin miedo a esta sociedad que ha cambiado de un modo significativo respecto al mundo y la sociedad de hace solo treinta o cincuenta años y ofrecer la esperanza en Cristo a muchos hombres y mujeres, desorientados", ha agregado.

Este domingo, el primer acto de Franco como obispo oficial de la Diócesis tendrá lugar en el Santuario de la Virgen de la Fuencisla, en la que oficiará una misa a mediodía.