El Cabildo entrega el título de Hija Ilustre de la isla de Tenerife a África Fuentes por su labor humanitaria

Ha dedicado su vida a auxiliar a las personas más vulnerables a través de diferentes asociaciones e iniciativas

Pepe Rodríguez 30 de marzo de 2018

El Cabildo entrega el título de Hija Ilustre de la isla de Tenerife a África Fuentes por su labor humanitaria
Entrega del diploma que le reconoce el titulo

. El Cabildo de Tenerife ha entregado hoy [viernes 23] el título de Hija Ilustre de la isla de Tenerife a María del Carmen Fuentes González, más conocida como África Fuentes, de 81 años, que desde niña ha dedicado gran parte de su vida a auxiliar a las personas más vulnerables. Esta distinción honorífica se le concede como reconocimiento a su labor humanitaria y ayuda a los más desfavorecidos, siempre de forma desinteresada. El acto celebrado en el Salón Noble del Palacio insular contó con la presencia de numerosos familiares y amigos de África Fuentes, que ovacionaron a esta luchadora en el momento de recibir su distinción. 


El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, indicó que "hay gente que mira a la pobreza cara a cara, que la mira a los ojos. Porque la pobreza no es una estadística sino un cáncer social que afecta a los seres humanos. La historia que encarna la persona que hemos distinguido esta noche es de las que se ha enfrentado a la pobreza de frente. El relato de alguien que en un momento de su vida se encuentra con ella y no se esconde. La mira a los ojos y se pone a combatirla con todos los medios a su alcance. Hace apenas unos días vivimos una manifestación global del papel de las mujeres en un mundo nuevo. Un mundo de iguales. África Fuentes es el ejemplo de una mujer valiente que empezó a luchar por ese mundo más justo y más igualitario hace muchos años", aseguró Alonso.


Carlos Alonso aseguró que "los héroes no nacen predestinados a serlo. Nadie sabe cómo emerge de repente una persona que se convierte en un ejemplo para los demás. Poca gente podría esperar que una jovencita que cuida de siete hermanos, que se casa con 13 años y que se lanza a ganarse la vida trabajando en una peluquería, se transforme de repente en un ser humano capaz de dedicar su vida a los demás, a los que más lo necesitan".


"África es una mujer que ha luchado por un mundo mejor. Una mujer que dio un paso adelante para combatir otro tipo de desigualdad: la brecha que separa a los que tienen de los que no. Unos trabajamos para evitar que la pobreza sea una herencia que los padres dejan a los hijos y otros se pelean cada día para evitar que las víctimas de esa pobreza se queden por el camino. Y en esa guerra justa contra la injusticia sólo puede existir con luchadoras como África Fuentes", indicó el presidente del Cabildo.


Por su parte, África Fuentes aseguró que el premio "no es mío; lo recibo yo, pero es de todos ustedes, de todos los que me han ayudado a lo largo de estos años, y en especial, del Banco de Alimentos y de muchas personas anónimas que están detrás apoyando nuestra labor". Fuentes reconoció que "de pequeña pasé hambre", pero que "en la vida hay que luchar, no hay que tener miedo y hay que ser fuerte y seguir adelante" e indicó que "siempre pido para los demás como si fuese para mí". 


África Fuentes aglutina a más de un centenar de personas que le ayudan en su labor diaria "y no sé qué tenemos en la asociación, pero todo el que viene a ayudar, se queda" y finalizó su intervención agradeciendo la distinción y dedicándosela "a todos, de todo corazón".


África Fuentes.- 

María del Carmen Fuentes González nació en 1937 en San Cristóbal de La Laguna. Desde los siete años fue trasladada a Santa Cruz donde se dedicó al cuidado de sus hermanos pequeños. Más tarde empezó a trabajar en una peluquería donde aprendió la profesión y a los 13 años contrajo matrimonio. 


A los 11 años comenzó a trabajar en una peluquería donde aprendió la profesión. Desde allí, de forma desinteresada y a escondidas, peinaba a las transexuales que cerca de la peluquería se dedicaban a la prostitución, a las que además escondió de la policía en más de una ocasión.


Tras dejar su trabajo por una enfermedad, decidió consagrar su vida al servicio de sus vecinos. Comenzó llevando ropa y comida a los pueblos más alejados del sur de Tenerife y, ya en los años 90, creó el Comedor del Amor en Cuesta Piedra, donde atendía a personas sin recursos.


Posteriormente, ante las necesidades que observaba en su barrio, fundó la Sociedad Sociocultural García Escámez y Somosierra que aún en la actualidad reparte alimentos, ropa y enseres a centenares de familias, organizando festivales benéficos con los que recaudar fondos y recogidas de juguetes que luego son repartidos a los más necesitados.


En un principio, fue la propia África la que comenzó solicitando comida para los más desfavorecidos en establecimientos cercanos, bares, supermercados, tiendas, pero poco a poco, el boca a boca llevó su nombre y su labor a todos los rincones de la Isla para colaborar con su noble causa. Su labor ha crecido hasta llegar a oídos de los Reyes de España, otorgándole Su Majestad el Rey Felipe VI la Medalla al Mérito Civil en 2015. 


África Fuentes se podría describir como una mujer fuerte, cuya enfermedad no le ha impedido emprender hazañas sociales. Es imposible calcular el número total de personas que ha ayudado a lo largo de su vida, y que ha conseguido amparar gracias a la colaboración que recibe de organismos privados que apoyan su trabajo. 


El Cabildo de Tenerife, a través del Área de Acción Social, reconoció en 2015 la labor de África Fuentes con la entrega del Premio Valores Humanos que cada año concede a personas y entidades el Programa de Dinamización Sociocultural e Intervención Social Ansina.