El Ayuntamiento culmina la rehabilitación de los senderos del camino de Abicore

La inversión realizada para adecuar los tramos de esta vía de más de 9 kilómetros, que une San Andrés con Taganana, supera los 36.000 euros

Pepe Rodríguez 7 de enero de 2018

El Ayuntamiento culmina la rehabilitación de los senderos del camino de Abicore
Camino Abicore ya reparado

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha culminado la rehabilitación de los senderos que integran el denominado camino de Abicore, una vía de más de 9 kilómetros de longitud que une los pueblos de San Andrés y Taganana, con un presupuesto de 36.467,64 euros.

Esta ruta de senderismo tradicional, ubicada en la Reserva Mundial de la Biosfera de Anaga, posee un gran valor simbólico, patrimonial y social. El concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, indica que el objetivo de la actuación desarrollada "se fundamenta en dotar a esta ruta de las adecuadas condiciones de seguridad y tránsito para los senderistas".

El edil remarca que la Fundación Santa Cruz Sostenible ha sido la promotora de este proyecto, "que se ha desarrollado también en colaboración con geógrafos de la Universidad de La Laguna para afectar el medio por el que discurre la ruta de la menor manera posible".

"Con esta iniciativa -prosigue Correa- tratamos de poner en valor uno de los caminos históricos de Anaga, a través de la instalación de señalización informativa en los puntos de inicio y final de la ruta. En ellos, los senderistas obtendrán datos sobre las principales características del trazado, tales como el desnivel o la longitud".

También existe señalización informativa en algunas zonas de paso del recorrido, con el fin de divulgar los valores ambientales, culturales y sociales de las poblaciones por las que atraviesa este sendero".

Correa recuerda que esta actuación "es complementaria de otro gran proyecto que saldrá durante 2018 como es el de la recuperación de la Hacienda de Cubas que se convertirá, entre otros usos, en un centro de interpretación de esta zona de Anaga. Con todas estas iniciativas ponemos de manifiesto nuestro firme compromiso por realzar nuestro rico patrimonio cultural y por cuidar una de las joyas de Santa Cruz, como es la Reserva de la Biosfera de Anaga".
Trabajos

Para acometer los trabajos necesarios para su rehabilitación, los operarios realizaron desbroces de baja intensidad y también se dotó al sendero de canalizaciones de drenaje de agua de escorrentía en determinados puntos con el fin de facilitar el paso del agua por los tramos del sendero que se ven atravesados por barranqueras.

De igual manera, bajo el caserío de El Cresal se delimitó el borde del sendero con piedras para evitar que los excursionistas puedan salirse del camino. También se enterró una tubería a través del soterrado del tramo que cruzaba la plataforma del sendero.
Una de las actuaciones de mayor dificultad fue la retirada de un árbol muerto que obstaculizaba el sendero, por lo que se realizó su tronzado y apilado de las trozas resultantes, que ahora están apiladas al borde del camino.

También fue necesaria la retirada de residuos diversos, algunos de ellos de gran tamaño, de hasta cinco puntos del camino, así como de una roca de gran tamaño que se encontraba en una curva de un tramo de alta pendiente.

Junto al cauce del barranco de El Cresal se reconstruyó un muro de mampostería que soporta un bancal abandonado y, del mismo modo, se procedió a la reconstrucción del escalonado de piedra que discurre bajo la Degollada de Abicore y que había perdido varias piezas por el paso del tiempo.
Por último, con parte del material del árbol muerto retirado y de las zonas desbrozadas se construyeron estacas de sujeción en cuatro tramos situados bajo la degollada debido a su destacada pendiente y a que el firme, por la presencia de zonas de sombra y alta humedad, podía resultar resbaladizo para los senderistas.

Recorrido


El sendero, si se realiza con San Andrés como punto de partida, parte junto a la torre defensiva que transita, por vía urbana, hacia el valle de El Cercado por las calles Pedro Schwartz y Rafael Folch You. Una vez rebasado el IES San Andrés, los senderistas transitarán por una pista asfaltada hasta la zona del viradero de vehículos, donde comienza realmente el sendero. Este enclave recibe el nombre de Viña Vieja y en él se encuentra uno de los mayores palmerales de Tenerife. A partir de este punto, el camino asciende a través del barranco de El Cresal alternando sus dos vertientes y teniendo que atravesar su cauce en varias ocasiones.

Tras el último cruce del cauce, el sendero se adentra en una zona de fayal-brezal, ascendiendo a través de una zona con edificaciones y fincas de cultivo para llegar a la conocida como Degollada de Abicore. En este último tramo del recorrido de subida, el senderista atravesará la pista que llega hasta el cruce con la TF-12.

Una vez en este punto, el de mayor altitud de todo el recorrido, se atraviesa la dorsal de Anaga en su límite con la TF-12 y se toma una pista que desciende por la ladera norte hacia Taganana. Se realiza por su vertiente septentrional, sobre el Lomo de Abicore hasta llegar hasta el denominado Cabezo de Azanos. Una vez aquí, se toma el Lomo de los Lirios para descender hasta la calle Los Cubanos y, unas decenas de metros más adelante, llegar al casco de Taganana a través de las calles Camino Lomo Los Lirios y Canónigo Juan Negrín.