"Tengo la sensación de que hemos hecho algo grande, probablemente lo más grande que he hecho nunca"

Paloma San Basilio se despide mañana del público tinerfeño con la última función de Sunset Boulevard en el Auditorio de Tenerife

Pepe Rodríguez 3 de enero de 2018

"Tengo la sensación de que hemos hecho algo grande, probablemente lo más grande que he hecho nunca"
Momento del Musical

El musical Sunset Boulevard bajará el telón definitivamente mañana [4 de enero, a las 20.30 horas] en el Auditorio de Tenerife para tomarse un merecido descanso tras las ocho funciones que llevan representándose desde el pasado 27 de diciembre. Más de 6.000 personas han disfrutado de la obra en Tenerife, con público procedente de numerosos puntos del mundo, expresamente para ver a sus ídolos Paloma San Basilio y Gerónimo Rauch. Aunque aún no hay confirmadas fechas ni espacios, la preparación de una gira va por buen camino.

Los protagonistas y responsables de la función se muestran satisfechos con el resultado. "Yo soy el hombre más feliz del mundo", afirma Jaime Azpilicueta, el director de la obra. "El público es una maravilla. Minutos y minutos en pie... No hay otra cosa igual. Si tú recibes el amor del público, todo lo das por bien hecho y por bien sufrido". Sobre la posible gira el director afirma "Sí, va a haber gira, sería absurdo que esto no saliera de Tenerife porque hay calidad para exportar".

Igual de satisfecha se muestra Paloma San Basilio, quien interpreta a Norma Desmond: "Tengo una sensación maravillosa. Tengo la sensación de que hemos hecho algo grande, creo que es lo mejor que he hecho en mi vida. Es un trabajo que me exige mucho, que me saca de mi zona de confort, que me encanta y me enloquece y yo creo que nadie puede perdérselo", afirma entusiasmada. "Yo creo que es una producción maravillosa, mucho mejor que otras que hay por el mundo y tenemos que estar todos muy satisfechos con esto que hemos creado".

Sobre el público que ha acudido cada noche a verlos afirma que "les enloquece y lo demuestran todos los días. Yo ya le tengo que decir a Luis -el regidor Luis López Tejedor- que no nos haga salir más porque me da vergüenza...Es una maravilla ver que la gente responde a la emoción. Esta es una función complicada, de pensar y de sentir, y la gente se emociona y siente, y ese es el mayor logro que un artista puede pedir".

"No puedo pedir más que esto. Tengo un partenarie que es para ponerlo en la mesilla de noche porque no se puede cantar mejor ni ser más lindo...y yo lo único que espero es que esto sea una gira, sería realmente monstruoso si esto terminase aquí", afirma la protagonista.

Precisamente su partenaire, Gerónimo Rauch, quien interpreta el papel de Joe Gillis, comenta igualmente sentirse muy satisfecho con la participación en el musical: "La experiencia es maravillosa. Hicimos milagros en tan poco tiempo de ensayo, un montaje digno y competitivo a nivel internacional y creo que debemos estar todos muy orgullosos de eso". Y remarca también la respuesta del público: "Es un espectáculo donde se siente la energía del público desde el principio, cosa que se agradece y el público tinerfeño es maravilloso".

Max Von Mayerling, el abnegado sirviente de Norma Desmond, protagonizado por Gonzalo Montes ha sido, probablemente, la sorpresa de este musical, uno de los personajes más queridos al término de la función: "Este papel tiene un peso específico sobre la obra y la impresión es que ha sido sorpresivo todo, el ver que el público ha reaccionado de una manera estupenda. Más que todo, yo pienso que es emoción, y mucho nervio también."

Inma Mira ha interpretado a Betty Schaefer, la inocente secretaria que se enamora del protagonista. Mira afirma que aunque esperaban que el éxito estuviese garantizado con los dos nombres estelares que encabezan el cartel "Siempre te sorprende ver la reacción del público. Las ovaciones de más de diez minutos todos los días y ver cómo la gente se emociona tantísimo, que Paloma está hablando todos los días con ellos porque se hace necesario, eso yo creo que es lo más impactante para todos. Y el regalo que es vivir la función cada día y vivir esa historia tan apasionante cada día".

Las funciones de Sunset Boulevard forman parte del programa de Festival de Tenerife, una apuesta del Cabildo, en colaboración con los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Gestionado por Auditorio de Tenerife a través de la estrategia Tenerife 2030, cuenta con una programación entre septiembre y diciembre que incluye más de 70 espectáculos. El objetivo de Festival de Tenerife es visibilizar y posicionar el sector de las artes escénicas y la música dentro y fuera de Canarias.

Para este nuevo título, Auditorio de Tenerife ha vuelto a rodearse de un equipo creativo de primera división que, encabezado por Jaime Azpilicueta en la dirección escénica y Julio Awad en la musical, cuenta con Ricardo Sánchez Cuerda, como responsable de los decorados (que ya lo fue de las últimas producciones de Sonrisas y Lágrimas y Cabaret); Leo Martínez al frente del vestuario tras sus éxitos con Jesucristo Superstar, Evita y en las óperas The fairy queen o Nabucco, entre otras. En el diseño de iluminación ha trabajado Juanjo Beloqui y Poti Martín se ha encargado del diseño de sonido.