El Consejo de Patrimonio conoce el informe en el que se expresa que la figura BIC debe ser usada de forma restrictiva

El alcalde José Alberto Díaz preside el órgano asesor y de debate de las políticas a desarrollar en esta materia

Pepe Rodríguez 3 de diciembre de 2017

El alcalde José Alberto Díaz ha presidido la sesión VI del presente mandato del Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, órgano que fue activado por el Gobierno municipal a través del área de Patrimonio Histórico que dirige la concejala Candelaria Díaz, como órgano asesor y de debate de las políticas a desarrollar en la citada materia.

Los miembros del Consejo conocieron, en la tarde del viernes, dos estudios que se acordaron en sesiones anteriores relativas al proceso e idoneidad de incoaciones y declaraciones tanto de bienes inmuebles como de bienes muebles, como Bienes de Interés Cultural (BIC). Estos estudios han sido coordinados por la catedrática de Historia del Arte de la Universidad de La Laguna, Margarita Rodríguez; y el Colegio de Arquitectos quien lo encargó al arquitecto Federico García Barba. En dichos estudios se considera que lo esencial es inventariar y catalogar los bienes de cualquier tipo para conocer su estado y difusión y, se destacó que la figura de BIC es una figura de máximo reconocimiento que debe ser usado de manera restrictiva.

Por otro lado, el Consejo Municipal de Patrimonio Histórico conoció el desarrollo y estado actual de la excavación arqueológica que se realiza en la plaza de Los Remedios, zona C/ Bencomo, realizado por Prored empresa especializada en excavaciones arqueológicas, y cuyo proyecto fue encargado por el Ayuntamiento y financiado por el Gobierno de Canarias. Al respecto, se vieron que los primeros resultados determinan la existencia de pavimento de la antigua plaza, posiblemente del siglo XVI.

Finalmente, se informó también de la actualización y adaptación a la nueva normativa del proyecto de rehabilitación del Convento de Santo Domingo VI Fase; con dicho proyecto se daría por finalizada la recuperación total de este inmueble que tiene su origen en el siglo XV I y cuyo proyecto ha sido encargado al arquitecto Fernando Saavedra Martínez, y tiene un presupuesto de licitación de más de 2.060.000 euros.