La Escuela Municipal de Fútbol moviliza a 700 jóvenes durante la temporada 2017-2018

El campo La Palmera acogió la gran fiesta de presentación de los 45 equipos

Pepe Rodríguez 29 de octubre de 2017

La Escuela Municipal de Fútbol moviliza a 700 jóvenes durante la temporada 2017-2018
Foto de todos los jugadores

Alrededor de 700 niños y niñas forman parte de la gran familia de la Escuela Municipal de Fútbol de Granadilla de Abona (Esmugran). El campo de fútbol de La Palmera, en San Isidro, se vistió de gala para acoger la presentación de los 45 equipos que conforman esta escuela en la temporada 2017-2018. El acto contó con la presencia del alcalde, José Domingo Regalado; el primer teniente de alcalde, Marcos González; la concejala de Deportes, Sara Cano, y el director deportivo de Esmugran, Quico de Diego, así como padres, familiares, amigos y responsables de la escuela municipal.

Los participantes pertenecen a los cinco clubes del municipio: Granadilla, San Isidro, Charco del Pino, El Médano y Los Abrigos, en sus respectivas categorías desde iniciación hasta juvenil con edades comprendidas entre los 4 y 18 años. Y el equipo humano ronda el centenar de personas, entre entrenadores, delegados y coordinadores.

José Domingo Regalado dijo que "hoy -por ayer-, gana el fútbol y el deporte", además de agradecer a todos, representantes de la Escuela y familiares, el trabajo y el esfuerzo. También, destacó los valores de compañerismo, tolerancia, convivencia y esfuerzo que el deporte aporta a todos. Marcos González recordó la ilusión con la que nació este proyecto en 2013, cuando entre todos los clubes, se puso un granito de arena para que fuera una realidad. Felicitó a todos, representantes de Esmugran, padres, madres y abuelos, por la consolidación de Esmugran después de cuatro años.

Sara Cano resaltó la apuesta que desde el área de Deportes se realiza y se seguirá llevando a cabo por una iniciativa consolidada y que ya es una referencia en la Isla y Canarias. Quico de Diego hizo hincapié en que Esmugran no es jugar simplemente al fútbol, es formación de personas y la promoción de valores personales mientras se aprende un deporte.

La foto de familia contó, también, con la presencia de la mascota de la escuela, 'Esmugranito', un pulpo con ocho rejos simbolizando cada una de las letras de la palabra de Esmugran y los valores representativos: Esfuerzo, Sacrificio, Motivación, Unión, Generosidad, Respeto, Amistad y Nobleza. La Escuela es una gran apuesta por el deporte base y la cantera futbolística de Granadilla de Abona, y promueve el crecimiento saludable y la integración social de todos los jóvenes que forman parte de este proyecto deportivo.