El Cabildo ofrece un nuevo servicio especializado de ayuda a domicilio para personas mayores dependientes

El IASS atiende ya a 20 personas en Santa Cruz gracias a esta prestación destinada a usuarios con gran dependencia que cuentan con apoyo familiar

Pepe Rodríguez 3 de octubre de 2017

El Cabildo ofrece un nuevo servicio especializado de ayuda a domicilio para personas mayores dependientes
Carlos Alonso, Coromoto Yanes, y Juana María Reyes.

. El Cabildo, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), pone en marcha un nuevo servicio sociosanitario de ayuda a domicilio destinado a personas mayores en situación de dependencia. Este servicio inexistente hasta ahora en Tenerife, surge con el objetivo de complementar la respuesta a la atención a de la dependencia en la Isla, complementando los recursos y servicios existentes actualmente. El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, presentó este servicio en rueda de prensa, acompañado de la consejera de Acción Social, Coromoto Yanes, y la directora insular del IASS, Juana María Reyes.

Carlos Alonso recordó que este proyecto fue uno de los actuaciones que adelantó este verano en su intervención durante el pleno de debate sobre el estado de la Isla y concretó: "Este es un proyecto piloto, que queremos ampliar, que está enmarcado en una gran política de atención a la dependencia". Dentro de esa política, se refirió al aumento de plazas gracias al plan de infraestructuras sociosanitarias, al incremento de financiación del convenio de la dependencia y a la implicación de los cabildos en la valoración de informes de la dependencia.

Por su parte, Coromoto Yanes destacó la novedad de este servicio en Tenerife y el trabajo que lleva a cabo la Corporación insular para promover el envejecimiento activo, previniendo futuras situaciones de dependencia; "una línea que responde a un nuevo modelo de gestión". La directora insular del IASS especificó que este proyecto es un servicio complementario que se dirige a grandes dependientes y con unas condiciones de apoyo familiar. "Esta atención complementa los servicios que ya se prestan (...) Se busca generar una red trabajada y coordinada para favorecer la permanencia en el entorno familiar el mayor tiempo posible".

El servicio que se inició el pasado septiembre tiene como objetivo inicial, definir líneas de intervención con los usuarios en función de su nivel de complejidad y protocolizar las líneas de trabajo con la red sanitaria y municipal.

Este proyecto, financiado por el IASS, ya beneficia a 20 personas mayores dependientes de Santa Cruz de Tenerife. La elección de la capital tinerfeña se debe a que en la zona metropolitana se registra la mayor concentración de personas mayores de 65 años y porque facilita el seguimiento y monitorización del proyecto. Para la selección de usuarios se ha utilizado la base datos de solicitantes de recursos y servicios socio-sanitarios, cuyo perfil es el siguiente: residentes en la zona centro, con edades entre los 70 años y los 96 años, mayoritariamente mujeres, que conviven con familiares que les otorgan cuidados, con grados de dependencia reconocida II y III, con perfiles de alto y medio requerimiento sanitario.

El servicio se presta de lunes a viernes con la intensidad suficiente que cada caso requiera y con el fin de que se obtengan beneficios en la calidad de vida de los destinatarios. Procura la normalización de las condiciones personales de los beneficiarios, prestando en domicilio, atención y cuidados de tipo socio-sanitario: servicios de atención sanitaria (atención geriátrica rehabilitadora) y programas de atención familiar.

El equipo que forma parte de este servicio lo componen trabajadores sociales, psicólogos, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, fisioterapeutas y/o terapeutas ocupacionales y profesionales de enfermería. Este servicio realiza una media de 13 visitas por persona y semana (de lunes a viernes), según el plan de intervención propuesto.

Los técnicos en cuidados auxiliares de enfermería acuden 2 veces al día para aseo y cambio postural; mientras que el fisioterapeuta y/o la terapeuta ocupacional acuden dos veces por semana. Los profesionales de enfermería realizan una visita semanal para seguimiento del caso, intervención sanitaria necesaria y supervisión de cuidados, en coordinación con el profesional sanitario de la zona básica correspondiente. El Cabildo quiere dar continuidad a este proyecto, para lo cual evaluará la aplicación del servicio en estos 12 meses para redefinir los perfiles profesionales y ajustar el número de usuarios e intervenciones.

El objetivo es llegar este primer año a 700 intervenciones de servicio de ayuda a domicilio especializada. El coste de este primer año del proyecto es de 240.000 euros (50 euros al día). Para 2018, el Cabildo pretende aumentar la financiación en 120.000 euros más, a fin de poder incrementar el número de usuarios a partir del segundo semestre del año y, tras la valoración del primer semestre de ejecución.