El Cabildo cesa la actividad de la piscifactoría de Aguamansa

La decisión se ha tomado de común acuerdo con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias

Pepe Rodríguez 24 de septiembre de 2017

El Cabildo de Tenerife ha cesado la actividad de la piscifactoría de Aguamansa, en el municipio de La Orotava, de común acuerdo con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que visitó hoy [viernes 22] las instalaciones a petición del propio Cabildo. El área de Medio Ambiente estaba valorando el cese de la actividad en diciembre de este año, ya que la piscifactoría había dejado de cumplir la función comercial por la que se puso en marcha y se había convertido prácticamente en un reclamo turístico. Así, en coordinación con las autoridades del Gobierno de Canarias, ha decidido dar por finalizada esta actividad, siguiendo los protocolos establecidos en la normativa vigente.

El Cabildo reitera que el tratamiento con medicamentos a los peces realizado en julio de este año fue prescrito por un veterinario facultativo y que se utiliza habitualmente en las piscifactorías de España con el objetivo de prevenir enfermedades derivadas del aumento de la temperatura del agua.

Durante la prescripción del mismo se cumplió con los protocolos de seguridad, respetando el periodo de supresión necesario del medicamento. En ese sentido, no se ha registrado ningún incidente ni riesgo de contaminación para la población, ya que el agua para el consumo humano recibe el tratamiento y controles establecidos en el Real Decreto 140/2003 por parte de los ayuntamientos.

El Centro Forestal de Aguamansa acoge al personal de Medio Ambiente que desarrolla habitualmente su labor en la zona norte de la Isla y dispone de un vivero para el desarrollo de ejemplares de flora autóctona, labor que continuará realizando. Asimismo, los responsables de Medio Ambiente están valorando la posibilidad de realizar diferentes proyectos de educación ambiental en las instalaciones.