Afur, un pastor belga especialista en detección de droga, se incorpora a la Unipol

Criado y adiestrado en Málaga, este cachorro de 5 meses completará un periodo de adaptación antes de comenzar a prestar servicio en la capital

Pepe Rodríguez 21 de septiembre de 2017

Afur, un pastor belga especialista en detección de droga, se incorpora a la Unipol
El nuevo fichaje canino

Afur es el nombre del nuevo perro especialista en detección de drogas que se ha incorporado a la subunidad canina de la Unidad de Intervención Policial (Unipol) de Santa Cruz de Tenerife.

Este cachorro de pastor belga malinois de 5 meses de edad completará ahora un periodo breve de adaptación a su nuevo entorno antes de incorporarse de forma efectiva al servicio policial en la capital.

Afur ha sido criado y entrenado en el Centro de Adiestramiento para Perros de Seguridad, Intervención y Detección (CAPSID) de Málaga, uno de los principales centros suministradores de perros de trabajo que colaboran con la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Ejército español.

El pastor belga malinois es una de las cuatro variedades de la raza canina de pastor belga. Su nombre proviene de la ciudad belga de Malinas, localidad que lo vio surgir. Tiene aptitudes como guardián de rebaño, es tenaz y protector, reuniendo las cualidades necesarias para ser entrenado como perro pastor, guardián, de defensa y de servicio.

Esta variedad de pastor belga es una raza de utilidad apreciada por adiestradores y empleada con frecuencia por las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad debido a sus habilidades y excelente disposición para el trabajo.

La primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Vial y Movilidad del Ayuntamiento santacrucero, Zaida González, se acercó ayer a conocer a Afur y adelantó que "tenemos prevista la incorporación de otro cachorro para comienzos del año próximo que mejorará aún más el trabajo y la efectividad de la subunidad canina de Santa Cruz".

Gonzálezpuso en valor el trabajo de los agentes de esta subunidadporque "además de excelentes policías, demuestran una vocación y entrega a su trabajo que hay que reconocer. Ser policía y guía canino supone una responsabilidad que va más allá de la jornada laboral y que favorece la sociabilidad de los animales".

La concejal añadió que "la subunidad canina de la Policía, con más de 20 años de trayectoria al servicio de la seguridad en Santa Cruz, goza de un merecido prestigio y presta un servicio especialmente relevante en el control y la erradicación en el tráfico de drogas al por menor".