La Casa de la Juventud ofrece un 'respiro' a una quincena de familias del municipio

La alcaldesa accidental y el edil de Servicios Sociales visitaron este miércoles el programa de actividades estivales para personas con discapacidades

16 de agosto de 2017

La Casa de la Juventud ofrece un 'respiro' a una quincena de familias del municipio
Casa de La Juventud

La Casa de la Juventud acoge este año el desarrollo del programa Respiro Familiar, Diviértete sin Barreras, una iniciativa impulsada por la Concejalía de Servicios Sociales con la financiación del Cabildo de Gran Canaria y la colaboración de varios departamentos municipales, con la que se pretende mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y de sus cuidadores, en un espacio de ocio adaptado, igualitario e inclusivo, facilitando el descanso y la conciliación de la vida familiar.

La alcaldesa accidental, Celeste López, y el edil de Servicios Sociales, Diego Ojeda, visitaron este miércoles este espacio con el fin de conocer de primera mano las actividades que se han estado desarrollando desde principios de agosto y que concluirán este viernes.
Tanto Celeste López como Diego Ojeda destacaron la importancia de que los cuidadores no profesionales y familiares dispongan de un tiempo de descanso que les permita mantener su vida social, familiar y de ocio, ya que cotidianamente dedican una atención y cuidados continuados a las personas dependientes.

Asimismo, este programa facilita el acceso a la oferta de ocio adaptado para las personas con alta discapacidad. Así, durante este mes las 15 personas beneficiarias -con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años- realizan en la Casa de la Juventud actividades enfocadas en tres grandes bloques. Por un lado, el de autonomía personal, encaminada al logro de la vida independiente y que comprende el área de hábitos básicos (higiene, vestido-desvestido, control de esfínteres, alimentación), el área motriz (gruesa y fina) y áreas de estimulación sensorial (auditiva, táctil, olfativa, visual, gustativa).
El bloque de comunicación alternativa, por su parte, permite establecer modos de expresión verbal en aquellas personas con limitaciones expresivas para la interacción con el otro, favoreciendo la comunicación a través de un taller de educación física-deportiva, de teatro, música y baile.
Finalmente, enmarcado en bloque ocupacional se realizan diversos talleres de manualidades, juegos de mesa y otros para conseguir las destrezas necesarias que favorezcan la integración en el entorno, y/o mantener las rutinas necesarias para el desarrollo de las actividades cotidianas.
Todas estas actividades están coordinadas por un equipo profesional compuesto por cinco auxiliares, una trabajadora social y una integradora social.