La ULPGC realiza una campaña con minisubmarinos para estudiar los remolinos oceánicos en Canarias

*Se trata de la primera misión que se realiza con dos gliders o minisubmarinos no tripulados de forma conjunta en la Macaronesia
**Los investigadores también muestrearon la zona del hundimiento del petrolero Oleg para estudiar la calidad del agua de la zona

Pepe Rodríguez 3 de agosto de 2017

La ULPGC realiza una campaña con minisubmarinos para estudiar los  remolinos oceánicos en Canarias
Mapa de la zona

Investigadores del Servicio Integral de Tecnología Marina (SITMA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) han vuelto a completar con éxito una nueva campaña con gliders, también conocidos como planeadores o minisubmarinos no tripulados, en aguas del sur de Canarias, a lo largo de 18 días ininterrumpidos. Cabe destacar como novedad el hecho de ser la primera misión que se realiza con dos gliders trabajando de forma conjunta en la Macaronesia.

Para esta nueva campaña, que cubrió la franja entre los límites de Fuerteventura y Tenerife y cuyo objetivo principal ha estado enfocado a estudiar en profundidad la dinámica tan característica de remolinos y estelas que se desarrolla a sotavento de las Islas, se ha contado con la colaboración de la Universidad de Rutgers (New Jersey, EE.UU.) y de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

Los investigadores han podido cruzar en repetidas ocasiones los giros ciclónicos y anticiclónicos que se generan entre Gran Canaria y sus islas adyacentes, además de navegar a lo largo de parte de los filamentos del afloramiento del noroeste africano, que en esta época del año alcanzan la zona oriental del archipiélago canario.

Entre los días 7 y 25 de julio fueron pilotados los dos gliders Slocum G2 del SITMA, DYNA y BIO, equipados con sensores de tipo físico, en el caso de DYNA, y de tipo biogeoquímico, en el caso del glider BIO. Ambos han navegado a velocidades horizontales medias de 0.3m/s, llegando a realizar inmersiones hasta los 800 metros de profundidad.

Los dos vehículos fueron finalmente recuperados entre el lunes 24 (DYNA) y el martes 25 (BIO) de julio al sur de Maspalomas, tras una campaña de más de 400 km que ha proporcionado, en conjunto, 800 horas ininterrumpidas de registro de datos.

Esta misión ha permitido también realizar distintas pruebas con toda la batería de sensores del SITMA que pueden ser embarcados en estos robots submarinos, además de sumar un buen número de horas de "vuelo", de cara a la participación en la próxima campaña del Proyecto FLUXES, prevista para el mes de noviembre.

Por último, se ha aprovechado para "sobrevolar" de nuevo la zona del hundimiento del Oleg, a la espera de poder recabar nuevos datos que permitan confirmar la normalidad de los parámetros de calidad de las aguas en la zona.