La cultura sanitaria del ciudadano, esencial para rebajar la morbimortalidad del politraumatismo de urgencia

El catedrático de Cirugía de la ULL dirige el curso de la universidad de Verano de Adeje "Novedades en cirugía. Atención al politraumatismo y Medicina Hiperbárica".

Pepe Rodríguez 21 de julio de 2017

La cultura sanitaria del ciudadano, esencial para rebajar la morbimortalidad del politraumatismo de urgencia
Antonio Alarcó

En opinión del catedrático de Cirugía de la Universidad de La Laguna Antonio Alarcó, "la mejor forma de rebajar la morbimortalidad del politraumatismo de urgencia es que los ciudadanos tengan cultura sanitaria. Por eso hay que explicarla en los colegios, en las universidades, en las empresas y en las administraciones públicas".

El ponente explicó que el 82% de las personas que presencian en primer lugar a un accidentado son ciudadanos de a pie, de ahí que cuanto más aumente la formación de la población en primeros auxilios, mejor. "Sobre todo, en medicina lo que hay que saber es lo que no tenemos que hacer, eso es algo en lo que pongo énfasis con mis alumnos. Por ejemplo, a un infartado, mejor no moverlo. En el curso pongo diapositivas de cómo se traslada mal a un accidentado para meterlo en un coche y lograr que empeore por hacerlo mal. A veces lo mejor es no hacer nada".

Por ello, en su opinión es positivo que la población tenga nociones clara de ese tipo de atención, ya que en ocasiones pude ser crucial para asegurar la supervivencia de las personas accidentadas hasta que lleguen al lugar del siniestro los servicios sanitarios. "No hay que ser médico para saber cómo tratar a un ahogado, y puedes salvar muchas vidas".

La medicina de urgencias es una de las especialidades que atañen más directamente a la población, por lo que Alarcó lamenta que todavía no exista en Canarias un plan de urgencias, "que es muy importante que lo haya y sería de coste cero". Se trataría de coordinar de la manera más adecuada todos los recursos médicos públicos, concertados y privados que haya en cada zona. "Para que las cosas funcionen en emergencias, tienen que funcionar primero en la normalidad, y en ese estadio decidir cómo planificar y tratar, y así evitaremos los colapsos".

Por ejemplo, revela que solamente una porción muy baja del 85% de personas que acuden a las urgencias hospitalarias es finalmente ingresada, puesto que la mayoría de sus problemas podrían haber sido atendidos en centros de atención primaria o secundaria. Ese es otro ámbito en el que la formación debe estar bien educada. "En ese sentido, no hay buena sanidad si no hay medios de comunicación. No para propaganda, sino para la divulgación. Es la clave".

Durante el curso que dirige en la Universidad de Verano de Adeje, titulado "Novedades en cirugía. Atención al politraumatismo y Medicina Hiperbárica", también se va a celebrar la XVIII Reunión de la Sección Española del Colegio Internacional de Cirujanos, que preside el propio Alarcó y a la que ha acudido toda la directiva de la organización. En ella también se hablará de politraumatismo y urgencias: su registro, planeamiento, patologías más frecuentes, etc.

Para el catedrático, realizar este curso en el ámbito de una universidad de verano es muy oportuno, porque de ese modo se llega no sólo a los especialistas, sino también a la población general. De hecho, en su curso, además de profesionales del sector sanitario, también acuden personas que no guardan relación con el sector, por puro interés.

"La universidad tiene que crear hombres y mujeres libres y empleables, y la mejor forma de serlo es tener cultura. No carrera: cultura en general. Si no consigue esas dos cosas, el resto es superfluo, fracasa la universidad. Y estos cursos de verano permiten una fórmula distinta de enseñar no solamente a universitarios, sino a todos".

Otra de las materias que ha ocupado el curso es la medicina hiperbárica, que en el caso de Adeje es muy relevante "porque es uno de los sitios más importante del mundo en número de turistas de submarinismo y en número de inmersiones y, además, en el Hospital Universitario de Canarias está la mejor cámara hiperbárica de España, la cual también sirve para la terapéutica de otras dolencias, como el pie diabético, las quemaduras o la sepsis".