Ajo y limón para eliminar las espinillas

El ajo y el limón son una alternativa muy eficaz a la hora de eliminar las espinillas del rosto y la espalda. Si quieres saber cómo hacerlo sigue el siguiente tratamiento.

Que.es 1 de julio de 2015

Muchos de los alimentos que tenemos siempre a mano en la cocina pueden sernos muy útiles a la hora de elaborar tratamientos de belleza caseros. Por eso, el ajo y el limón no podían ser menos. 

Las propiedades del ajo y del limón son una alternativa eficaz para eliminar las espinillas. Por a su alto contenido en antioxidantes, propiedades antibacterianas y purificantes, estos alimentos también ayudan a regenerar las células de los tejidos.

Si tienes problemas con las espinillas en el rostro y en la espalda y quieres acabar con ellas puedes elaborar el siguiente remedio y presumir de un cutis libre de imperfecciones. Tan solo necesitarás medio limón, un diente de ajo, una taza pequeña con agua y un disco de algodón

Exprime el limón y mézclalo con un poco de agua para diluirlo y que su acidez no irrite tu rostro. A continuación empapa el algodón con el zumo de limón y aplícalo en tu cara. 

Recuerda que previamente debes haber limpiado bien tu rostro para que quede sin restos de maquillaje. Puedes hacerlo con gel, leche desmaquillante o toallitas, con lo que lo hagas habitualmente.

En lo referido a la espalda, puedes usar jabón sin perfume y con algo de alcohol para eliminar todas las impurezas y el rastro de grasa en la piel. 

Una vez hagas esto, pica el ajo y extiéndelo por tu piel con un suave pasaje, como si de una crema se tratara. El ajo penetrará en tu cutis eliminando las espinillas y los puntos negros. 

Deja que el ajo y el limón actúen en tu rostro y espalda durante unos 5-10 minutos. Seguidamente, podrás aclararte con agua tibia y jabón. No te preocupes por el olor, ya que con este enjuague desaparecerá por completo.

Es importante que para que tus espinillas desaparezcan realices este procedimiento de manera habitual. Puede hacerlo una vez al día, todos los días con el fin de que desaparezcan lo antes posible y así evitar que aparezcan otras nuevas. 

Como podrás comprobar, ya no te hará falta gastarte grandes cantidades de dinero en cremas milagrosas, este remedio te ayudará a lucir una piel mucho más suave. Pero recuerda, debes ser constante si quieres ver resultados.