Salsa barbacoa

La salsa barbacoa es ideal para acompañar todo tipo de carnes. En hacerla tardarás unos 20 minutos y se conservará en buen estado en el frigorífico durante una semana.

Que.es 18 de mayo de 2015

La salsa barbacoa es un complemento ideal para parrilladas en casa, sobre todo cuando se acerca el verano, aunque siempre la podrás utilizar para acompañar cualquier tipo de carne o, incluso, las pizzas. Al hacerla casera y no comprarla directamente en un supermercado podrás darle tú el toque de picante que quieras.

Para una cantidad de salsa barbacoa para unas seis personas necesitarás una cebolla grande, una cucharadita de azúcar moreno, dos dientes de ajo, un vaso de kétchup, unos 400 gr de tomate natural triturado, una cucharada de miel, una cucharada de pimentón, una cucharada de salsa de soja, una cucharada de vinagre, medio pimiento verde, medio pimiento rojo, dos cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta

Lo primero que tendrás que hacer es colocar una sartén con aceite de oliva, añadir la cebolla picada, el pimiento verde y el rojo picado y los dientes de ajo picados junto a un poco de azúcar moreno. Sofríe todo durante unos minutos hasta que comience a caramelizar. Añade un poco de sal y de pimienta. A continuación retira la sartén del fuego, cuando veas que los pimientos cojan un punto de quemado, pero no mucho. Es importante que las verduras se quemen un poco para que cojan ese toque característico de la salsa barbacoa.

En una batidora añade el kétchup con el concentrado de tomate, la miel, el vinagre, la salsa de soja y el pimentón. Mezcla y bate todo en la batidora. Añade después las verduras y continúa batiendo. 

A continuación pasa la salsa barbacoa por un colador para que quede fina y sin grumos y ponla en una sartén o cazo al fuego. Vuelve a añadir un poco de pimienta y sal y deja que se cocine durante unos 10 minutos. No olvides remover la salsa con unas varillas o una cuchara de madera. 

En hacer esta receta tardarás aproximadamente 20 minutos. Puedes hacerla el día de antes de una comida familiar o de amigos para que se mantenga fría en el frigorífico. Al ser casera, la salsa barbacoa se conservará en buen estado durante una semana en un tarro hermético.