Cómo hacer una paella

Si quieres aprender a hacer una paella de la forma más sencilla y eficiente posible, sigue los siguientes pasos.

Que.es 7 de mayo de 2015

Una paella puede llevar de todo: marisco, conejo, pollo, langostinos, bacalao... lo importante es que el procedimiento que sigas para su elaboración sea el adecuado. Aquí te vamos a enseñar a hacerla de una forma sencilla y eficiente

Tendrás que tener los ingredientes necesarios. Para una paella para cuatro personas necesitarás: ½ kg de carne de pollo, 2 dientes de ajo, 2 tomates, 350 gr de arroz, 700 ml de caldo de pollo, 250 gr de calamares, 8 langostinos, 250 gr de mejillones, 50 gr de guisantes, azafrán, sal, aceite, una cebolla, perejil, medio pimiento rojo y medio verde.

Cocina todos los ingredientes en la misma paellera, pero tendrás que hacerlo por separado, paso a paso, para que cada ingrediente coja su propio sabor y no se vaya. 

Céntrate primero en el marisco. Lo primero que tendrás que hacer será limpiar los mejillones. Para ello raspa las barbas y todo lo que tengan adherido a la concha. Colócalos en una olla o cacerola con agua y deja que hiervan. Una vez que éstos se abran, sácalos y déjalos apartados en un plato. Seguidamente tendrás que cocinar los langostinos. Mientras puedes limpiar los calamares y cortarlos en forma de rueda.

Ahora coge la paellera, echa los trozos de pollo y dóralo con un poco de aceite. Si en vez de pollo prefieres conejo o magra de cerdo, puedes prepararlo de la misma manera. Una vez hecho retira el pollo.

En la misma paellera y sin enjuagar agrega un poco de aceite de oliva y sofríe la cebolla, los dos dientes de ajo, el tomate y los pimientos (previamente troceados). Echa los ingredientes en orden. Primero los pimientos, que es lo que más tarda y un par de minutos después la cebolla y los dientes de ajo. El tomate puedes añadirlo al final. Agrega un poco de pimienta, perejil y sal.

Sobre esos mismos ingredientes y mientras se están pochando añade los mejillones y los calamares, verás que empiezan a soltar un líquido, pero no te preocupes, viene bien. 

Seguidamente agrega el arroz y remueve todo para que se mezcle. Vierte el caldo de pollo, si ves que no es suficiente puedes añadir un poco de agua para completar.

Unos cinco minutos después echa unas cuantas hebras de azafrán y deja hervir. Aún con el líquido en la paellera añade los guisantes y los langostinos. Prueba el caldo para comprobar que está bien de sal y pimienta. Agrega si es necesario.

Deja que la paella se termine de cocinar hasta que pierda el líquido. Una vez así baja el fuego y tapa la paellera. Deja que siga cocinándose durante unos 15 minutos más y prueba el grano de arroz. Si está en su punto ya habrás terminado de hacer tu paella y estará lista para servir.