Receta de arroz con leche

El arroz con leche es un postre tradicional de los de toda la vida. Seguro que todos habéis disfrutado comiendo el arroz con leche de vuestras abuelas y madres. Te enseñamos a elaborar esta receta tradicional.

Que.es 23 de abril de 2015

El arroz con leche es un postre muy tradicional y típico de la historia gastronómica de muchos países. Precisamente en nuestro país es un postre clásico que se ha cocinado desde hace muchos años, aunque también es típico en otros países como Portugal.

Es un postre compuesto básicamente de arroz y leche, y no hace falta ser ningún experto para prepararlo, porque su elaboración no es muy complicada ni requiere demasiado tiempo.

Los ingredientes que necesitas son un litro de leche entera, 150 gramos de azúcar, 250 gramos de arroz redondo, 50 gramos de mantequilla, un par de ramas de canela, una piel de limón y canela en polvo para decorar.

Normalmente se sirve con canela en polvo para decorar, aunque en algunas regiones se sirve con azúcar caramelizado en la superficie.

Para que el arroz con leche quede mejor, lo ideal es meter en agua el arroz que vayas a emplear, y removerlo para que pierda parte del almidón que contiene, lo que hará que le arroz con leche nos quede más suelto y menos denso. Si comprobáis la diferencia, seguro que os merece la pena hacerlo.

Coge un cazo de tamaño suficiente como para preparar la receta, lo pones a calentar a fuego medio con leche vertida en el mismo, y le agregas todo el azúcar, las ramas de canela y la piel de limón, que habrás limpiado y cortado previamente. Intenta usar un limón que esté maduro, de color amarillo mejor que verde, y usa sólo la piel exterior.

Remueve para que se disuelva bien el azúcar y espera a que la leche comience a hervir, momento en el que tienes que añadir el arroz ya escurrido y el trozo de mantequilla. Déjalo a fuego lento, lo más lento que puedas, hasta que el arroz esté bien hecho.

No dejes de remover de vez en cuando para evitar que se peque en el fondo del cazo. El arroz tardará unos 25-35 minutos más o menos en estar bien tierno. Pruébalo antes de sacarlo, y si el grano está tierno del todo, quítale la piel de limón y las ramas de canela y déjalo reposar un poco. Para acabar viértelo en la fuente sonde lo vayas a servir, o bien en los recipientes individuales.

A continuación, déjalo enfriar a temperatura ambiente y cuando esté frío, espolvorea por encima canela en polvo para darle más vistosidad y también un toque de sabor interesante. Después es mejor conservarlo en el frigorífico hasta el momento de servirlo.