Hacer galletas caseras

Preparar galletas es una forma divertida de disfrutar de la repostería. Te enseñamos cómo preparar galletas de forma fácil.

Que.es 17 de abril de 2015

Las galletas caseras se hacen con facilidad y, como su preparación es muy plástica, puede ser una opción para pasar un buen rato en la cocina.

Entre las opciones más simples y económicas figuran las galletas de mantequilla. Para cuatro personas, sólo se necesitan 170 gramos de harina, 50 gramos de azúcar y 125 gramos de mantequilla.

El primer paso consiste en colocar estos ingredientes en un bol y mezclarlos bien con las manos. El objetivo es lograr una masa uniforme, esto puede llevar más o menos tiempo, según la destreza de cada uno. Una vez conseguido este paso, lo siguiente es estirar la masa hasta dejarla con el grosor que queramos para nuestras galletas.

Ahora hay que dar forma a las galletas. Para cortar la masa, lo mejor es utilizar moldes. Los supermercados y las reposterías ofrecen una gran cantidad de opciones, con formas geométricas, de muñecos o animales.

Una vez que las galletas están cortadas, las colocamos en una fuente de horno enharinada. Tras 15 minutos de horno a 180º de temperatura, retiramos las galletas y las dejamos enfriar.

Otra opción es hacer unas deliciosas galletas de canela con pepitas de chocolate. Los ingredientes que se necesitan son 280 g. de harina, 230 g. de mantequilla, 130 g. de azúcar extrafino, 150 g. de pepitas de chocolate, 1 yema de huevo, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 2 cucharaditas de canela molida y una pizca de sal.

Una vez reunidos los ingredientes nos ponemos con la elaboración de las galletas. Forra una o dos bandejas con papel para hornear, lo que te ayudará a que la masa para las galletas no se peque a éstas.

A continuación, en un bol pon la mantequilla con el azúcar y mézclalos muy bien con ayuda de una cuchara de madera. Incorpora poco a poco la yema y el extracto de vainilla, sin dejar de batir.

Ahora tamiza la harina, con una pizca de sal, sobre la mezcla. Añade en este momento la cucharadita de canela y remueve bien hasta que no queden grumos. Precalienta el horno a 190º.

Divide en dos o tres bolas y aplasta la masa, distribuyéndola por la bandeja, dejando espacio entre ellas para evitar que se peque. Ahora esparce por encima de las galletas las pepitas de chocolate y hornéalas unos 10 minutos, hasta que queden bien doradas.

Debéis ser pacientes y esperad hasta que las galletas estén frías antes de retirarlas de la placa de horno. Cuando están frías, el riesgo de que se rompan es menor.

¡Ya tenéis dos recetas simples para preparar galletas caseras!